domingo. 04.12.2022

En busca del dolmen perdido. Descubren restos megalíticos en la montaña de Riaño

-El vasco Alfonso Martínez halla restos megalíticos en Mampodre, Cosalines y Recacabiello

Alfonso Martínez es un profesor vasco jubilado en plena forma a sus 62 años con una vocación que practica desde hace 40. Desde Irún recorre España buscando restos prehistóricos, a la caza de detalles que pasan inadvertidos o, por qué no, en busca del gran dolmen, aunque los que hay ya los ha visto. Este verano, tras dejar a sus padres en su pueblo de Zamora, de regreso a Irún hizo parada en León, en concreto en Acebedo. «Tenía ganas de conocer esta zona de León de la montaña de Riaño», dice, dejando claro que algo intuía que podría encontrar. De hecho, ya admiraba lo hallado por Miguel Ángel Valladares.

                      Alfonso Martínez. DL
Alfonso Martínez. DL

Ahora presenta lo que encontró él, aunque hay que hacer un inciso en su descubrimiento más personal, que debería se un acicate para esta tierra y que le convierte en embajador ocasional al que hay que valorar sus palabras: «Recorriendo las lomas altas de la montaña de Riaño, ese verde y esa montaña es una maravilla que no tiene nada que envidiar a la mejor zona de los Pirineos», advierte.

Pero el tema que le mantiene unido a León, a donde asegura que va a volver, es para enumerarlo. Y él prefiere hacerlo de manera concisa, una vez que ya lo ha comunicado a las autoridades pertinentes.

En Mampodre (al sureste de de Maraña): 1 círculo, 1 posible túmulo y 1 campo tumular de 4 túmulos.

En Cosalines 10 (al suroeste de Acebedo) 1 posible túmulo (habría que añadirlo a las otras 9 localizaciones ya publicadas por Valladares).

En Recacabiello (al oeste suroeste de Liegos): 5 círculos, 1 posible túmulo y 1 campo tumular de 8 túmulos.

Admiración
«Esas lomas verdes de la alta montaña de Riaño no tienen nada que envidiar a lo mejor de los Pirineos»

Sobre cómo son, Alfonso Martínez detalla que «los círculos prehistóricos (cromlechs) miden de 3 a 6 metros de diámetro y algunos círculos tienen algunas piedras medio tapadas. Podrían datar de la edad del Hierro (primer milenio antes de Cristo). Los túmulos miden de 4 a 7 metros de diámetro. Los túmulos de los campos tumulares (12 en total) son pequeños, miden entre 3 y 4 metros de diámetro», narra.

Estos megalitos serían utilizados para depositar las cenizas de los muertos. Aunque respecto a los campos tumulares, Martínez afirma que no se sabe qué finalidad tenían y «por qué lo hacían es un misterio», asegura.

En toda esta comarca, hasta ahora, están catalogados el menhir de La Uña (Valdosín) y varios túmulos, círculos y un menhir en Acebedo (Acebedo, Cosalines y Prao Escobio). Los hallazgos de la zona de Acebedo los había dado a conocer Miguel Valladares. «Estos nuevos megalitos vienen a aumentar el patrimonio megalítico de esta zona», dice, lo que le lleva a pensar ya en volver de Irún a León.

En busca del dolmen perdido. Descubren restos megalíticos en la montaña de Riaño
Comentarios