lunes 19/10/20

Por el camino de Delibes

La Biblioteca Nacional recorre la trayectoria del autor vallisoletano, considerado un «superventas de buena literatura», además de un influyente intelectual del siglo XX
Exposición ‘Delibes’ que puede verse en la Biblioteca Nacional de Madrid y que recorre todas sus facetas creativas. DAVID FERNÁNDEZ

La Biblioteca Nacional abre hoy las puertas de la exposición Delibes, un recorrido por la vida del autor de Cinco horas con Mario que se ha convertido en «un superventas de buena literatura», según afirmó la directora de la institución, Ana Santos.

Esta exposición, con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Delibes en 2020, llega con seis meses de retraso, puesto que estaba prevista para mediados de marzo. La pandemia de coronavirus y el confinamiento obligó a suspender una muestra que ya estaba preparada y cuyo regreso «ha estado en peligro».

El comisario de la muestra, Jesús Marchamalo, explicó que a lo largo de esos meses los objetos de esta exposición han estado «hibernando y durmientes». En este regreso, las visitas serán con cita previa y con un aforo máximo de 160 personas cada hora.

«Es una emoción para toda la familia. Es lo máximo que podíamos pedir diez años después de su muerte. Estar en un lugar tan emblemático que termina por convertir a mi padre en un clásico. Además, esta muestra es de una apariencia de austeridad y sobriedad que encaja perfectamente con su carácter», ha señalado Elisa Delibes, presidenta de la Fundación del autor vallisoletano.

La muestra, dividida en tres partes, consigue reunir la práctica totalidad de los títulos más emblemáticos del escritor (La sombra del ciprés es alargada, El camino, Las ratas, Cinco horas con Mario, Los santos inocentes, El hereje, varios de ellos en manuscritos o primeras ediciones que Delibes guardaba en su casa.

«Era cuidadoso y minucioso con su legado. Guardaba fotografías, manuscritos y dibujos», ha resaltado Marchamalo, quien recuerda que Delibes siempre escribía a pluma en cuartillas de papel de periódico sobrantes de la bobina de su amado periódico El Norte de Castilla, del que fue director.

Una mesa «sobada de tanto trabajar, con manchas de tinta y quemaduras de cigarro» ocupa una parte de la sala sobre su obra, donde la voz del actor José Sacristán lee fragmentos de algunos de sus títulos. O varias de sus caricaturas para El Norte de Castilla, que destapan a «un gran dibujante» que siempre lamentó no haber desarrollado más este campo artístico.

También hay espacio para el famoso teletipo de la agencia en que se anuncia el premio Nadal de 1948 para la obra La sombra del ciprés es alargada y que el propio Delibes estaba esperando nervioso en la redacción del periódico.

Por el camino de Delibes
Comentarios