martes. 05.07.2022

La capilla sixtina del Románico pero mucho más

Ester Muñoz reivindica en sus visita a San Isidoro el valor cultural y artístico actual de todo el conjunto

San Isidoro, la gran joya del Románico español, brilla tanto por fuera y por dentro, que una visita es un inventario de belleza e Historia. Pero también de la atención que necesita para que este San Isidoro 2022 se mantenga en la primera línea de los referentes histórico-artísticos a nivel nacional. Por eso, la mañana sirvió para la visita conjunta impulsada por Ester Muñoz, delegada territorial de la Junta de Castilla y León, junto a Francisco Rodríguez Llamazares, abad de San Isidoro, y Amelia Biaín, jefa del Servicio Territorial de la Junta, quienes repasaron muchos de los aspectos de, como dijo Rodríguez Llamazares, lo que es más una restauración necesaria continua. Si los focos actuales están centrados en el Museo, el complejo religioso y arquitectónico requiere también de otras atenciones. Ester Muñoz así lo destacó, valorando desde lo global, esto es la propia basílica, a lo que remarcó como "la capilla sixtina del Románico", algo efectivo a nivel mundial y cuya restauración de sus pinturas comenzará en breve, aunque no hay fecha, y que se hará combinándose las obras con las visitas.

Sí es más concreto los más de 5 millones de euros que en los últimos años se invierten en San Isidoro a partir del gobierno autonómico, que contribuyen a que sea un referente turístico y cultural, como se ha destacado. Biaín, de hecho, fijó en 1995 el inicio de este plan de puesta en valor de todo el conjunto que requiere del ejercicio práctico como supone esta visita.

Por su parte, Rodríguez Llamazares detalló en un recorrido por todo San Isidoro tanto lo hecho como lo que está en proceso. Y se sabe todos los rincones.

En definitiva, ahí donde yace Doña Urraca, y reyes, condes o infantes, donde se jugó la Historia del viejo reino, también se trabaja para que sea lugar para lo nuevo. De hecho, las visitas durante la mañana, tanto individuales como grupos de estudiantes, demuestran un viernes que San Isidoro es una categoría. Sí, hay un cáliz de una última cena en el museo, pero ya desde la lejanía del monumento se demuestra que es un relato de siglos lo que contiene. 

La capilla sixtina del Románico pero mucho más
Comentarios