jueves 20/1/22

Fueron Isaac Feliz, maestro de capilla de la Catedral de Astorga, y José Silva, pianista astorgano, quienes sirvieron de guías a Alan Lomax por los pueblos y la música maragata y quienes le sacaron de algún apuro como cuando en Castrillo la gente se negó a cantarle... porque era la fiesta de Todos los Santos. Lomax registró en noviembre de 1952 multitud de canciones de la zona, sobre todo a sus más famosos intérpretes.

Alan Lomax

En Castrillo se negaban a cantar
Comentarios