viernes. 03.02.2023
YA SE DIJO meses atrás del desprecio olímpico de las privadas hacia el cine español. Un desprecio de años, que replican argumentando que ya invierten su dinero, dicen que bastante, en ficción de formato teleseries, y muchísimo más tímidamente en tvmovies. Que de esa manera ya apoyan al sector y dan trabajo a mucha gente. Si, pero no basta. En sus parrillas solamente hay hueco para la producción norteamericana, sobre todo en fin de semana (véase hoy, con nueve películas "made in Hollywood" en la totalidad de generalistas). El cine español dispone de fondos suficientes para nutrirlas, aparte de que una mayor participación en producción reciente, las dotaría para el futuro. En abierto, solamente TVE se toma en serio al cine español, aunque en su mayor parte se vaya a La 2, que no fue el caso de ayer con la apreciable Juana la Loca (Aranda) y la discretísima Hermana, ¿pero que has hecho? (Masó). Hasta el viernes nos reserva la coproducción hispano-argentina La fuga (Mignogna), El viaje a ninguna parte (Fernán Gómez) y Atilano, presidente (La cuadrilla) en La 2. De propina, Canal Plus ofrecerá a sus abonados con carácter de estreno Mi vida sin mí (Coixet) y La mala educación (Almodóvar), aparte varias repeticiones de interés. Las privadas se aferran a la cuenta de resultados y pasan de cine español. Pésima táctica.

¿Cine español?
Comentarios