martes. 07.02.2023
El St. Petersburg String Quartet ofreció anoche uno de los más vibrantes recitales que se recuerdan en el Auditorio, sala que registró una nutrida entrada para seguir en directo la actuación de unos de los mejores cuartetos del momento. Con precisión y grandes dosis de técnica, los cuatro músicos comenzaron, no obstante, con un Mozart catatónico y aburrido, pero con un Shostakovich lleno de fuerza y pasión, que alcanzó momentos electrizantes en el diálogo entre los cuatro instrumentos característicos del autor. Mendelsshonn y su cuarteto en La recuperó el tono: las manos de los músicos pulieron cada nota hasta dejarla en la más pura expresión. Arcos amplios, vibratos generosos y empaste perfecto fueron la mejor baza de estos maestros indiscutibles en el arte de expresar lo mejor con la mayor economía de medios.

Desde el Este con pasión
Comentarios