domingo. 25.09.2022
Música

Discotecas hechas canciones

El disco de Tambor, ‘Royal Sigor’s’, rescata una época desaparecida en la provincia en la que las salas de fiestas eran cita con el directo y nuevas tendencias musicales
Las discotecas leonesas tuvieron un punto álgido como referentes de la música que llegaba. DL

Las discográficas no daban la felicidad pero las discotecas eran lo más parecido. Un buen placebo. Eran años en los que en la provincia había todo un circuito tanto de fiestas como verano y fin semana. Ahora son especie extinguida, pero el reciente lanzamiento de Royal Sigor´s, nuevo disco de Tambor, sirve para abrir un paréntesis de recuerdo. Y da pie a conocer un disco más allá de la típica promoción a través de las claves que dan los artífices de este peculiar proyecto en el que las canciones llevan el nombre de históricas salas leonesas.

Por ejemplo, al hilo de la capitalina Cirano´s, Heliodoro Villa, cincuenta por ciento de Tambor, alude a la filosofía musical ochentera: «El vocoder de la voz ya forma parte de la música de baile de aquella época, aunque la estructura de la canción se diferencie de las de esos tiempos». Por su parte, Luis Miguel Díez, la otra mitad del grupo, matiza ese hedonismo que se expresaba en las pistas de baile: «Hedonismo sí, por supuesto, y bailar tan solo por el placer de hacerlo».

Así, de manera interesante se mezclan tanto pretextos como intenciones. En unos, el nombre del local es simplemente un guiño.

La música provincial

El clima de Ciñera, la fuerza de La Bañeza... Las condiciones de cada lugar son pretexto creativo

Y en otros, hay hasta algo del retrato del paisaje sociológico de cada zona. Eso les permite a Tambor evocar lugares tan diferentes como La Bañeza o Ciñera de Gordón. Respecto a la bañezana Hotachy, creen que «fue la díscola del conjunto. Supuso un reto. El empeño para que viese la luz fue importante, pero sabíamos que nos haría bailar», considera Villa. En cambio, acerca de Xina’s, Díez indica que «esta canción es especial porque está planteada desde los preceptos de la música programática. El objetivo es evocar imágenes y sensaciones, en este caso los inviernos fríos, nublados y oscuros de los bosques de Ciñera, localidad donde se sitúa esta discoteca».

Royal Sigor´s, tema que da título al disco, también da salida a cierto sentimentalismo en estos músicos leoneses. Así, Luismi Díez explica que «es la única discoteca que tiene un claro vínculo sentimental con uno de nosotros ya que Heliodoro es de La Pola de Gordón y eso la convierte en ideal para capitanear el proyecto».

El propio Villa deja unas gratas palabras: «Tanto las de la capital como las de la provincia reunían las mismas propiedades, y ofrecían, más o menos, el mismo tipo de experiencia. Nos obligaron a crear circuitos, viajábamos a la capital y la gente de allí venía a las discos situadas en la provincia en una intercomunicación constante. Y, llegada la temporada estival, más valía que tuvieras el depósito del Corsa lleno. En las discotecas ‘de pueblo’ he visto los mejores conciertos».

Discotecas hechas canciones
Comentarios