domingo 08.12.2019
Miguel Ángel Martínez de Vega omañés del año 2015

«El futuro depende de la inquietud de las jóvenes generaciones»

«El futuro depende de la inquietud de las jóvenes generaciones»

—¿Cón qué ánimo recibe hoy el premio Omañés del Año?

—Con mucha ilusión. Pero sobre todo teniendo en cuenta que este premio corresponde en realidad a mucha gente, a todos aquellos que en su día hicieron posible, con su trabajo desinteresado y su implicación, la asociación Ares de Omaña.

—¿Ve factible el ‘regreso’, en un futuro más o menos próximo, del espectáculo ‘Ares de Omaña’? En su momento, ¿por qué desapareció?

—Todo depende de la inquietud que puedan demostrar las nuevas generaciones con respecto a estos temas. Lo que ocurrió fue que no hubo un relevo generacional en aquel entonces, lo cual no quiere decir que no llegue a ocurrir en cualquier otro momento... es una cuestión de interés, intención y participación. Las cosas no surgen solas. Nosotros partimos de cero y consolidamos el espectáculo.

—¿No aprecia un menor compromiso con la cultura y la dinamización social, en el medio rural leonés, respecto a algunos años anteriores?

—Puede ser. Pero es básico que los jóvenes se impliquen para evitar la desertificación del medio rural. Eso sí, tiene que salir de ellos, son ellos quienen tienen que encontrar asuntos que les interesen y les apetezca abordar. ¿Por qué? Pues porque son cosas que llevan muchas horas de trabajo realizado de forma altruista y anónima.

—Vive todo el año en Villaceid. ¿Qué tal se vive en este pequeño pueblo omañés?

—Se vive muy bien, muy a gusto. Además, hoy no hay apenas distancias y más en lo que respecta a nuestra tierra: si quiero ir al cine o a una obra de teatro a León, cojo el coche y en media hora estoy allí.

«El futuro depende de la inquietud de las jóvenes generaciones»
Comentarios