miércoles. 29.06.2022

Están locos por Roma estos leoneses

El Natalicio del Águila reúne a cientos de personas por el casco viejo en un acto que exalta el orgullo del pasado de León
                      Los niños aprenden costumbres de astures y romanos. P. R.
Los niños aprenden costumbres de astures y romanos. P. R.

Cuando Evelia Fernández, responsable del área de Cultura del Ayuntamiento de Leon, presentó las actividades en torno a la Legio VII Gemina Natalicio del Águila, del 10 al 19 de junio (es decir, ayer), ya señaló que la idea es popularizar el acontecimiento tanto por su valor histórico, cultural y, en este caso, fundacional como por el innegable tirón y simpatía que demuestra la ciudadanía a todo lo que tenga que ver con la exaltación del pasado, sea astur, romano o, posteriormente, las vicisitudes históricas como reino. Eso no se toca. Por eso, resultó curioso ayer ver como cientos de personas arroparon a un desfile que conmemora el Natalicio del Águila. La gente encantada con ese pasado romano como leoneses locos por Roma. Esto parece un tebeo de Astérix, se oyó decir, y es que algo de eso hay también en una invasión romana en pleno 2022.

Entre otros datos más concretos, este acontecimiento sirve para subrayar que, casi cien años antes, a finales del siglo I antes de Cristo aquí levantó su campamento permanente la Legio VI Victrix, por lo que se puede decir que la ciudad tiene más de 2.000 años de antigüedad. En definitiva, León presume de León con el Natalicio del Águila.

El acto anterior al gran desfile tuvo lugar con cierto descontrol horario pero se hizo. Fue en la plaza de San Isidoro, que es como añadirle la exquisitez del patrimonio a lo de echar cuentas bimilenarias. Especialidad leonesa. Se conmemoró por tanto la creación de la Legio VII aclarando que ya cien años antes constaba la existencia de León. Es decir, una cuenta que sale a la perfección cada año en esta exaltación de lo antiguo a la leonesa.

El caso es que al Natalicio se sumaba el hecho de ser domingo pre fiestas y hasta la celebración del Corpus Christi, por lo que la ciudad tenía ese ruido del mediodía que precede al buen vermú. Y hasta podía darse el caso de que con tanto sarao simultáneo alguno se viera mezclado con el evento imprevisto.

Así, sonaban tambores, desfilaban romanos, pasaba la Banda Municipal, se honraba a la virgen en el Convento de las monjas concepcionistas.

En El Cid la huella de los astures y romanos era rescatada también y los niños aprendían cómo se las gastaban los que fundaron lo que hoy es esto: León. Las fiestas están al caer y aquí se empiezan por el principio. Muy por el principio.

Entre otros actos, durante más de una semana se han sucedido actividades destinadas al público en general, que tuvieron además la peculiaridad de coincidir con la celebración de las Jornadas Europeas de Arqueología.

En el Centro de Interpretación del León Romano (Casona de Puerta Castillo) se pudo ver hasta ayer la exposición Vita Romana.

En ella se presentaron reproducciones de diversos objetos relacionados, principalmente, con el mundo de las legiones romanas, propiedad de la Asociación Cultural y de Recreación Histórica Legio IIII Macedónica.

Nota también original es la recreación de un campamento romano realizado con figuras cedidas por la Asociación Española de Coleccionistas de Playmobil.

Están locos por Roma estos leoneses
Comentarios