domingo 7/3/21

Fallece Riverita, una vida a la sombra de Paquirri

José Rivera ‘Riverita’. DL

José Rivera ‘Riverita’, que ha fallecido en su localidad natal de Barbate (Cádiz) a los 75 años, ha sido el menos mediático de los hermanos Rivera Pérez y, como matador de toros de alternativa, siempre estuvo a la sombra de su hermano pequeño y gran figura del toreo, Francisco Rivera ‘Paquirri’.

Bohemio y genial, Riverita siempre fue muy querido por sus allegados y siempre rehuyó adentrarse en el fragor mediático que ha acompañado a su familia, especialmente desde la muerte de Paquirri después de la trágica cogida de Pozoblanco (Córdoba) en 1984 y las posteriores polémicas por la partición de su legado. Splo hizo una concesión a esa discreción cuando, espoleado por la oferta del promotor José Luis Martín Berrocal, aceptó retomar su carrera taurina después de la muerte de su hermano menor. Se trataba de una maniobra comercial que tuvo escaso recorrido: Riverita desistió pronto del empeño y volvió a Barbate aunque nunca dejó de estar vinculado al mundo del toro.

Riverita, en cualquier caso, tiene su propia historia personal y taurina. Era un año mayor que Paquirri y, cómo él, alimentó su vocación escuchando las historias y enseñanzas de Antonio Rivera, su padre, un novillero fracasado. El infatigable Antonio Rivera los fogueó en los tentaderos y las ganaderías de la Ruta del Toro, donde fueron ganando ambiente antes de dar el salto a las plazas del entorno del Campo de Gibraltar. Pero eran dos toreros, y dos personalidades, absolutamente distintas. Si Paquirri era el tesón, el amor propio y la indeclinable voluntad de ser, su hermano Riverita destacaba por sus formas artísticas y algunas genialidades que no dejaban de ser la fachada de una personalidad bohemia y desprendida, también falta de ambición.

El periodista y escritor Antonio D. Olano refiere en su libro Dinastías una conocida anécdota que da fe de las distintas situaciones taurinas de los hermanos. Toreando en Sanlúcar de Barrameda, Antonio Rivera se las ingenió para que los novillos de mejor nota los torease José. Su hermano Paquirri, que había quedado por debajo de su hermano, advirtió la jugada después del festejo y rompió a llorar. Su padre lo cogió a solas y le hizo ver que tenía más confianza en él: «Tú puedes resolver todos los problemas que te plantee el toro mejor que él».

Fallece Riverita, una vida a la sombra de Paquirri
Comentarios