viernes. 09.12.2022

El inclasificable Félix de la Concha tiende la ropa

El artista leonés expondrá en Arco una particular visión desde la ventana durante los días de confinamiento
                      Obra del pintor leonés de la colección ‘Ropa tendida’, en la que vuelve a poner de manifiesto su peculiar visión artística de lo cotidiano. DL
Obra del pintor leonés de la colección ‘Ropa tendida’, en la que vuelve a poner de manifiesto su peculiar visión artística de lo cotidiano. DL

Si dice Félix de la Concha: «Como pinto del natural para capturar una luz precisa y estudiar el espacio y el paso del tiempo, mi estudio es el lugar donde me encuentro o donde viajo para realizar mis proyectos». Imagínenselo en confinamiento... Sería un animal herido con un pincel en la mano sin un lugar al que mirar. Hasta que se ve que vio que la vida también pasa desde la ventana.

Afirma también: «Cuando comienzo a pintar algo no es que busque completar una larga serie. La mayoría de mis series han comenzado por un enfoque de lo que tengo alrededor sin más pretensión que pintar un cuadro a lo sumo. A partir de ahí puede pasar que más tarde esto me lleve a involucrarme en una obra seriada, estableciendo coordenadas a veces de tiempo, de luz, de movimientos… Pero siempre me pregunto si estas restricciones podrían llegar a asfixiar cierta espontaneidad. Porque al pintar trato de estar desinhibido y encontrar una aventura en cada obra donde sólo había inicialmente una idea vaga, para finalmente obtener con suerte un resultado sorprendente». Y deja así claro el artista leonés que serán rutinas, pero lo son con mucho arte.

Félix de la Concha llega a Arco con Ropa tendida, su diario pictórico de aquellos días que aún tiñen de virus la normalidad. De la Concha dibujó así el estado de su alarma, que sería esa mirada talentosa, con cierta ironía, lejano y cercano, que acostumbra a utilizar también en su forma de vivir. Como vive lejos no es tan de aquí, pero sin duda es de los mejores artistas de este León, que es de letras y pinceles, y que hace así imprescindible una presencia de De la Concha para desplegar su obra en condiciones.

La Galería Fernández-Braso, Stand 7-A24, será el lugar en el que se podrán ver estas obras que son El tiempo incierto, El viento la mueve, Todos los días, Desde mi casa... Suena todo a canciones de un próximo disco aunque fue una eterna canción durante el confinamiento.

Ahora, en Arco, que aspira a reverdecer sus laureles entre los encuentros artísticos más importantes de Europa, la obra de De la Concha compartirá presencia como algunos habituales como Daniel Verbis. En el caso de De la Concha, el arte de la vida.

El inclasificable Félix de la Concha tiende la ropa
Comentarios