domingo. 04.12.2022
Imagen de una de las salas del Atelier des Lumieres. IAN LANGSDOM

Una experiencia inmersiva en la obra de Salvador Dalí y de Antoni Gaudí, aliñada con música del grupo Pink Floyd, puede verse en el Atelier des Lumières de París desde el 19 de mayo, día en que los museos de Francia recuperaron su actividad tras más de seis meses de cierre por las restricciones de la covid. Dalí, el enigma sin fin», es una producción audiovisual de 40 minutos proyectada en las paredes de una gran sala de 1.300 metros cuadrados y 10 metros de altura que sirve de medio de transporte hacia la obra del genio de Figueres.

La muestra ofrece imágenes, panorámicas y montajes de obras suyas como «Paisaje de Cadaqués», «Vestigios atávicos después de la lluvia» o «La persistencia de la memoria» (su célebre pintura de los relojes deformados), que se deslizan por el suelo, el techo y los muros que delimitan la sala de exposición. «Es una experiencia totalmente distinta de la que uno puede encontrar en un museo clásico», explica el director del espacio, Jacques de Tarragon, que describe así el formato: «tú te quedas 40 minutos en la sala para mirar las obras desfilar, animarse, y ver cómo se sincronizan con la música».

Una inmersión en Dalí y Gaudí llega a París para el desconfinamiento
Comentarios