jueves 19.09.2019
PATRIMONIO

Jadraque abandona en León el castillo del Cid Campeador

La empresa Seoane cierra tras diez años esperando el importe de la restauración
Jadraque abandona en León el castillo del Cid Campeador

Hace más de una década que el claustro renacentista del castillo de Jadraque, municipio de la provincia de Guadalajara, se trasladó a León con el fin de que la empresa Seoane procediese a su restauración completa. «En 2001 comenzó la primera fase del proyecto; se llevaron a cabo excavaciones, movimientos de tierras y todos los trabajos de emergencia, y ya en 2004 se firmó el contrato de obras en el que acordamos restaurar el claustro. Tras finalizar el trabajo no volvimos a tener noticias de Jadraque», explicó al Diario el responsable de la empresa leonesa, José Andrés Seoane.

El claustro pertenece al conocido como ‘castillo del Cid’, que data del siglo XV y que tiene la misma catalogación que la Catedral de León. «Tras terminar la reparación, el claustro debía devolverse a Guadalajara para instalarlo de nuevo junto al resto de la edificación. Sin embargo, en 2007 adjudican las obras a la empresa Geocisa y nosotros continuamos trabajando como subcontrata en uno de los muros, y es ahí cuando las obras se suspenden debido al derrumbamiento de uno de los torreones. Desde entonces, el ayuntamiento de la localidad y Geocisa están en conflicto y la obra es paralizada y abandonada —explicó Carmen Seoane, de la empresa leonesa—. Desde ese momento hemos intentado negociar con ambos para que nos abonen el trabajo, pero nadie se hace cargo ni de eso ni, lo que es más preocupante, del claustro».

«Denunciamos el hecho y la juez determinó que debíamos exigir el pago a Geocisa y no al Ayuntamiento de Jadraque, que nos hizo el encargo. Por problemas económicos no pudimos apelar y como resultado, nuestra empresa quebró», añadió Seoane.

Guillermo Rocafort, el funcionario de Jadraque encargado de recaudar el dinero para la restauración, ahora ya jubilado, argumentó: «Fueron más de tres millones para la primera fase y casi cinco para las otras dos. Pero no sabemos qué fue de él. La familia Seoane ha sido víctima de una estafa», sostiene, y recuerda que desde el ayuntamiento llegaron a decir que «preferían gastarse todo ese dinero en una piscina climatizada».

Jadraque abandona en León el castillo del Cid Campeador