lunes 6/12/21
DL13P34F3-19-52-32-2.jpg

La antigua huerta de San Isidoro, en la calle Abadía, utilizada durante años como un caótico aparcamiento, acaba de ser rehabilitada. Los trabajos, a punto de concluir, ofrecen una imagen diferente de este espacio adosado a la milenaria colegiata. Se trata de un proyecto de ‘remodelación blanda’, como definen los técnicos a una intervención que, básicamente, es un lavado de cara. Unos trabajos que, desde el máximo respeto ambiental, han permitido ordenar el aparcamiento y dignificar este espacio

trasero de San Isidoro. Una reforma que permite recordar su uso

histórico como huerto. | dl

El jardín que brotó de un aparcamiento medieval
Comentarios