jueves 22.08.2019
ARTE PARA TODOS

«La tradición leonesa fascina a los niños»

Vanesa Díez y Noelia García publican ‘Antruejo. El misterio de las máscaras de invierno’ La cita, el sábado en Villalfeide
Una de las ilustraciones de ‘Antruejo’. García y Díez son también autoras de la serie ‘Colinaverde’ y de ‘La vieja del monte’. NOELIA GARCÍA
Una de las ilustraciones de ‘Antruejo’. García y Díez son también autoras de la serie ‘Colinaverde’ y de ‘La vieja del monte’. NOELIA GARCÍA

«No es que les interese algo, no, ¡es que les interesa muchísimo!». Es la respuesta de la escritora Vanesa Díez a la pregunta de si a los niños les interesa el mundo de la cultura tradicional, dado que muchas veces se da por sentado, directamente, que no. Díez, que acaba de publicar el libro Antruejo. El misterio de las máscaras de invierno junto a la ilustradora Noelia García (edita Lobo Sapiens), amplía la cuestión: «Sí, les interesa mucho. Festejos, música, leyendas, canciones, poemas, personajes, historias… Lo vi claramente con nuestro anterior libro, La vieja del monte, y ahora con este está ocurriendo lo mismo. Eso me alegra infinitamente, porque van a ser los guardianes y el relevo de toda esa sabiduría que lleva siglos entre nosotros y que hemos estado a punto de perder».

Pero, ¿de qué afán o con qué pretensión nace Antruejo? «Primero porque soy una enamorada de las mascaradas —dice—, y segundo porque me niego a que las tradiciones se olviden. Nuestra región leonesa tiene muchas en activo, bien desde hace siglos o bien recuperadas recientemente como es el caso de las de Villalfeide, que estuvieron en vigor durante muchísimo tiempo, luego se perdieron o difuminaron, volvieron a reflotarse y más tarde a perderse… y ahora mismo están en auge». Y fue precisamente en una de ellas, al ver cómo unos niños se asustaban de verdad, cuando a Vanesa se le ocurrió un cuento que explicase el origen de los carnavales «de forma accesible y tranquila» y «para quitar un poco de miedo a ese momento de ver correr, gritar y tiznar a los personajes. Le lancé la propuesta a José Antonio M. Reñones, de Lobo Sapiens, y le gustó la idea. Esta ‘criaturita’ es el resultado».

En cuanto a los protagonistas, recuerda que son un niño y una niña, en una aldea de la antigüedad, «la primera vez que el pueblo recurre a los antruejos para sobrevivir al invierno». «Los niños, al principio, no se imaginan qué pueden ser esos misteriosos seres, tan extraños y ruidosos y, por supuesto, se asustan —explica—. Pero pronto comprenden que todas las travesuras que les hacen están encaminadas a hacerles pasar un buen rato y a llenar la aldea de buena energía y compañerismo y, así, se les pasa el miedo y disfrutan de la fiesta». Califica el lenguaje empleado de «asequible sin ser paternalista ni condescendiente, sin diminutivos ni simplicidades forzadas. Los niños no son tontos y me gusta tratarles como lo que son: lectores».

De todas maneras, Díez quiere aclarar que no es un libro ‘para niños’ sino que es un libro que pueden leer los niños. «El libro en sí está enfocado a todo tipo de personas y de edades pues, como te digo, no concibo la literatura infantil como género, los lectores son lectores». En esencia, sintetiza, «es un libro para despertar en cualquier persona esa curiosidad natural acerca de los orígenes del carnaval».

CON ACTIVIDADES INCLUIDAS

Antruejo, mazcarada, antruido, antroido, antroxu... son algunos de los nombres del carnaval tradicional en las comarcas leonesas. Y la obra, al final, incluye información sobre diferentes versiones de la fiesta en León y en otros lugares a modo de ampliación y ejercicio. «En efecto, aparte del cuento en sí, el libro contiene otros apartados: una galería de máscaras para que el lector se familiarice con distintos personajes del antruejo, un rincón de poesía, la imagen de un antiguo poblado, datos y curiosidades, y hasta un listado de las mascaradas que podemos disfrutar a día de hoy».

Una de las ilustraciones de ‘Antruejo’. García y Díez son también autoras de la serie ‘Colinaverde’ y de ‘La vieja del monte’. NOELIA GARCÍA

La autora también valoró la labor de la ilustradora, quien empleó técnicas diversas como acuarela, lápices y collage, y se documentó mucho para reproducir fielmente vestimentas, viviendas y herramientas. Díez, que presentó el libro el pasado sábado en la localidad cabreiresa de La Cuesta —un acto que califica de «mágico» («no puedo decir más, cualquier cosa que cuente sonará exagerada»)—, lo dará a conocer también este sábado 2 de febrero en su pueblo, Villalfeide, en el Alto Torío, en el Shambhala Café a las 18.30 horas junto a los miembros del grupo de folk lacianiego D’Urria.

«La tradición leonesa fascina a los niños»