jueves 15/4/21

León acogerá en junio piezas únicas en el mundo de la reina Cleopatra

El Museo Bíblico mostrará una exposición inédita, con más de cincuenta piezas excepcionales sobre la célebre reina de Egipto, propiedad de Francisco Antonovich
Francisco Antonovich con el bajorrelieve de Cesarión; derecha, recreación virtual del posible rostro

Cleopatra reinará en junio en León. El Museo Bíblico y Oriental, ubicado en la colegiata de San Isidoro, acogerá una exposición inédita sobre uno de los personajes más fascinantes y enigmáticos de Egipto. Medio centenar de piezas, entre bustos, bajorrelieves y monedas, que nunca se han mostrado juntas hasta ahora.

La exposición compartirá espacio con la de Alejandro Magno -”de cuya dinastía desciende Cleopatra-” y que de momento, permanecerá en el museo que dirige Jesús García Recio, a pesar de que varios museos del mundo se la disputan.

El anticuario e historiador de origen cairota Francisco Antonovich, que ostenta también el cargo de conservador del museo leonés, quiere rehabilitar la imagen de la reina egipcia, deteriorada por el cine y algunos historiadores, empeñados en presentar a la gran faraona como a una prostituta, que primero se echó en brazos de Julio César y, más tarde, en los del general romano Marco Antonio, con quienes tuvo cuatro hijos.

Las dos piezas más valiosas de la exposición, que llevará por título Cleopatra y las reinas de Alejandría, son dos bustos de la reina egipcia. En uno de ellos la reina porta como corona el buitre. Es una escultura del siglo I antes de Cristo.

La otra pieza es una cabeza de la reina de la dinastía Ptolomaica a la edad de doce años, tallada en mármol, de época helenística. Dos tesoros de pequeño tamaño que han costado una ardua negociación con el gobierno francés.

La actual exposición, El itinerario religioso de Alejandro Magno, incluye también desde el verano una pieza de Cleopatra, conocida como el bajorrelieve de Cesarión. En la estela, el emperador Julio César aparece representado como un faraón, con los atributos del dios Amón, como la corona de halcón; y Cleopatra figura ataviada como la diosa Mout. También está el hijo de ambos, Cesarión, muerto a la temprana edad de 14 años, presuntamente asesinado. También El itinerario religioso de Alejandro Magno incluye entre sus piezas un sarcófago egipcio completo, con momia incluida.

La reina más enigmática. Antonovich, ha tenido que sortear mil trabas administrativas para conseguir que se exhiban algunas piezas en León. No ha querido dar más pistas sobre las piezas que integrarán la exposición sobre Cleopatra, pero promete grandes sorpresas.

Algunas de las esculturas que podrán verse en verano en el Museo Bíblico proceden de museos de Francia, Italia y Alemania, que han puesto innumerables trabas para ceder las obras, a pesar de que cada uno de los objetos que Antonovich ha cedido al Museo Bíblico para ser expuestos tiene «su pasaporte de salida», de forma que «podrían quedarse para siempre en León...».

Cleopatra sigue levantando pasiones, de ahí la expectación sobre los tesoros que en el plazo de dos meses exhibirá León sobre la reina egipcia.

Hace meses se inició una excavación en la costa egipcia del Mediterráneo en busca de las tumbas de Cleopatra y Marco Antonio. Según la historia, la reina y Marco Antonio se suicidaron después de su derrota en la batalla de Actium, en el año 31 antes de Cristo. Desde entonces, se buscan sus cadáveres.

León acogerá en junio piezas únicas en el mundo de la reina Cleopatra
Comentarios