viernes 18.10.2019
JUSTICIA POÉTICA

León quiere ganar la última batalla a Napoleón

La ruta del emperador francés aspira a ser como el Camino de Santiago Un programa con fondos Feder rentabilizará con fines turísticos la Guerra de la Independencia.
León quiere ganar la última batalla a Napoleón

Justicia poética. León puede ganar la última batalla a Napoleón. Los enclaves arrasados por el emperador francés aspiran a convertirse ahora en una ruta como el Camino de Santiago. En el itinerario solo entraría Astorga, aunque las tropas napoleónicas dejaron un reguero de sangre y destrucción a su paso por toda la provincia.

Se trata de un programa transfronterizo, que comparten Portugal y Castilla y León, para poner en valor el patrimonio cultural de la época napoleónica, generando un producto turístico «diferenciado», de «calidad» y «sostenible», que sea «atractivo» y que permita generar actividad económica y empleo en los territorios implicados en el proyecto. El director general de Turismo, Javier Ramírez, participó ayer en Buçaco —enclave donde Napoleón sufrió una de sus mayores derrotas—, en la jornada de lanzamiento del proyecto, que ha sido bautizado como Napoctep y cuenta con 711.000 euros de los fondos Feder. La ruta será incluida en el Itinerario Cultural Europeo ‘Destination Napoleón’ del Consejo de Europa.

León, puerta de entrada a Galicia y Asturias, jugó un papel crucial en la Guerra de la Independencia. Un continuo campo de batalla entre el ejército español y el Imperial. La colegiata de San Isidoro, que albergó a los soldados franceses, quienes conviertieron el Panteón Real en caballerizas, es un ejemplo del saqueo napoleónico. Los franceses incluso la emprendieron a tiros con el gallo de la veleta, creyendo que era de oro. Los impactos eran perfectamente visibles cuando el gallo se bajó para su restauración en el año 2000.

La madrugada del 1 de enero 1809 Napoleón entraba en Astorga, tras un largo viaje desde Bayona. La capital maragara pertenece desde 2017 a la Federación Europea de Ciudades Napoleónicas. León protagonizó su propio ‘Dos de mayo’ el 24 de abril de 1808 al levantarse los vecinos en defensa de Fernando VII.

El negocio bélico

Tal y como se acordó ayer en Portugal, habrá una señalización de la Ruta Napoleónica, desde la provincia de Salamanca, pasando por Astorga, y hasta el distrito luso de Coimbra. El proyecto Napoctep persigue crear nuevas oportunidades de turismo en un territorio despoblado. Aunque la ruta de Napoleón está clara, queda abierta la posibilidad de añadir otras rutas napoleónicas en un área que comprende la región centro de Portugal (Beiras y Serra da Estela) y las provincias de León, Salamanca, Zamora, Valladolid y Ávila. En 2015 el Consejo de Europa aprobó la designación de las rutas napoleónicas en Europa como Itinerario Cultural Europeo (como el Camino de Santiago o la ruta de Carlos V).

Los escenarios de conflictos atraen cada vez más turistas y representan una fuente extraordinaria de ingresos para los países. La recreación histórica sin precedentes que tuvo lugar el año pasado en Astorga con los ejércitos de las Tres Naciones superó todas las expectativas y dejó en la ciudad un millón de euros. La organización calculó que por cada euro invertido Astorga ingresó más de seis. Las batallas convocaron a 35.110 espectadores.

León quiere ganar la última batalla a Napoleón