lunes. 04.07.2022

León recuerda a Rubén Darío en el jardín del Cid

Habrá lectura de poemas en el aniversario del fallecimiento del escritor
                      El monolito de Rubén Darío en el jardín del Cid. RAMIRO
El monolito de Rubén Darío en el jardín del Cid. RAMIRO

Hoy, como cada 6 de febrero desde hace siete años en León capital, se celebra un homenaje dedicado al poeta Rubén Darío en el jardín del Cid, junto al busto del escritor nicaragüense.

A las doce del mediodía, organizado por colectivos poéticos e instituciones del arte y la cultura, habrá una ofrenda floral en honor al ‘Príncipe de las letras castellanas’ o —como dicen en su tierra— al ‘padre y maestro mágico de la palabra’.

Junto al monolito con un medallón, que representa el rostro del poeta, habrá un recital de poemas de Rubén Darío o dedicados a él, abierto a la participación de los asistentes.

Este acto comenzó a celebrarse a partir de la idea de Eugenio Marcos Oteruelo, quien proponía algún acto de poesía en el barrio romántico. Rubén Darío es un poeta catalogado como representante del modernismo, lo que hace relevante el lugar donde está colocado su recuerdo, junto al edificio modernista de Gaudí, Casa Botines.

Los organizadores han agradececido en una nota de prensa la implicación del Ayuntamiento de León, a través de la Concejalía de Cultura, por considerar este acto de Especial Interés Cultural y Turístico.

Se celebra, al mismo tiempo, el hermanamiento con la ciudad León de Nicaragua, desde el año 1972, patria chica de Rubén Darío, en cuya catedral está enterrado y en donde se hace también un acto poético de especial belleza con las musas que lo visitan cada año.

El el jardín del Cid se leerá un poema elegido como emblemático del poeta homenajeado, que será recitado por la rapsoda leonesa Ana Diez Sandoval; en concreto, leerá el titulado Diez.

Cuando el año 1966 se celebró el 50 aniversario de la muerte de Rubén Darío, un grupo de poetas brasileños como homenaje regaló al Estado nicaragüense 14 medallones de bronce con el rostro del poeta y la inscripción: «El príncipe del verso castellano», para cada provincia del país.

Pero el gobierno de entonces consideró que ya había suficientes monumentos al poeta y decidió regalarlos a otros países. Uno de ellos es el que disfruta León —en el jardín del Cid—.

León recuerda a Rubén Darío en el jardín del Cid
Comentarios