martes 24/5/22
El modernismo coloniza la ciudad

León enciende la antorcha del Purple Weekend

Arranca uno de los festivales más emblemáticos de Europa
y06d7812_16403247_med
Grupos históricos en el Purple Weekend de León. JESÚS F. SALVADORES

La música comenzó a sonar en el Festival Internacional Purple Weekend de León en el primero de sus escenarios: el Babylon. Fue a partir de las 21.30 horas con la joven intensidad de los Goodbye Brators, leoneses y psicodélicos a partes iguales. La expectación, servida.La sala de la calle Santa Cruz se quedó pequeña ante el reclamo de la banda, el carisma del festival y la llamada de la entrada gratuita. La banda expuso un repertorio en el que las influencias remiten al rock clásico, la psicodelia, el rhythm and blues, cumpliendo a la perfección las premisas que marca uno de sus componentes, Sam Prowse (gran enfant, tan terrible como pacífico, de la escena leonesa y que también deslumbra con su otra banda, Perrito Caliente), cuando dice que nada está prohibido en lo que deparen las canciones de Goodbye Brators. El Purple Weekend así enciende la antorcha del rocanrol, cuya llama no se desvanecerá hasta el próximo martes cuando Zabriskie, la banda de otro talento leonés, Juan Marigorta, dé el último acorde en la Sala Vannity. Entre medias, quedarán escenarios como el Musac, El Albéitar, el Glam, el Chelsea y, cómo no, el Palacio de Exposiciones, auténtico coliseo de rock del Purple Weekend.

León enciende la antorcha del Purple Weekend
Comentarios