jueves. 18.08.2022

Una ley franquista hará a la Iglesia dueña de la mezquita de Córdoba

Si ninguna administración pública la solicita, en 2016 pasará a ser propiedad eclesiástica .
Interior de la mezquita catedral de Córdoba, declarada en 1984 Patrimonio de la Humanidad.

La titularidad de la mezquita catedral de Córdoba, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, ha sido en los últimos días objeto de la polémica puesto que, si ninguna administración pública lo solicita, en 2016 pasará a ser de manera oficial de la Iglesia, entidad que la gestiona.

A principios de febrero una ciudadana particular, Ana Vera, registró en un portal de internet una petición de firmas para solicitar al Obispado «que devuelvan la Mezquita de Córdoba a la ciudad», que ya ha alcanzado más de 75.000 apoyos. Vera explicó que con esta petición su intención era informar a los cordobeses de «cómo una institución se había adueñado de un monumento Patrimonio de la Humanidad tan impunemente». En su petición informaba del proceso según el cual la Iglesia Católica inscribió en 2006 el inmueble a su nombre, en un trámite denominado «inmatriculación», auspiciado por un cambio en la Ley Hipotecaria de 1998, según especificó el profesor de Derecho Civil de la Universidad de Córdoba, Antonio Manuel Rodríguez Ramos. Rodríguez especificó que dicha reforma permitió utilizar normas franquistas que equiparaban a la Iglesia con la administración pública, lo que abrió una «brecha» para que «de forma clandestina» ésta adquiriera bienes, el más simbólico de ellos la mezquita catedral.

No obstante, aclaró que «inmatricular» supone inscribir por primera vez un inmueble en el registro de la propiedad pero «en absoluto ser dueño del bien», aunque sí entraña «una especie de presunción» de su posesión (la mezquita siempre ha sido gestionada por la Iglesia). El experto argumentó que la gestión de un bien no está relacionada con la titularidad.

Una ley franquista hará a la Iglesia dueña de la mezquita de Córdoba
Comentarios