miércoles. 06.07.2022
Libros

El maquis y su lucha por la libertad

Una radiografía actualizada. El historiador y escritor extremeño Julián Chaves Palacios aborda la historia global del maquis en un libro que ha documentado durante años. Una historia de luces y sombras sobre los hombres y mujeres que defendieron la República tras la Guerra Civil y plantaron cara a la dictadura.
                      Fotograma de la película ‘El Sordo’, de Alfonso Cortés-Cavanillas, que retrata al maquis. NETFLIX
Fotograma de la película ‘El Sordo’, de Alfonso Cortés-Cavanillas, que retrata al maquis. NETFLIX

En Francia tienen estatuas y son considerados héroes; aquí, bandoleros. Dos docenas de huidos —republicanos que se habían echado al monte para evitar las represalias una vez concluida la Guerra Civil— crearon en la primavera de 1942 la Federación de Guerrillas de León-Galicia, en las proximidades de Ponferrada. Había nacido el maquis, un modelo a seguir en el resto de España. El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Extremadura Julián Chaves Palacios hace una radiografía actualizada del maquis, partiendo de aquel pionero foco de resistencia armada al franquismo que se extendió a toda España, en su libro Historia del maquis. El largo camino hacia la libertad en España (Ático de los Libros).

Chaves Palacios ignora la cifra aproximada de los maquis que combatieron en los montes y en condiciones pésimas al régimen totalitario. «Fueron miles», dice. Y no sabe precisar el número, porque «no hay registros contrastados». Cuenta que «la implacable violencia de los vencedores contra los desafectos justificó el éxodo hacia el monte y, posteriormente, la guerrilla organizada».

Durante años ha recopilado información en las fuentes primarias, archivos y bibliotecas, en entrevistas y documentación de los guerrilleros y en periódicos y revistas de la época. Amigo y admirador del historiador leonés Secundino Serrano, autor de La guerrilla antifranquista en León (1936-1951), el escritor extremeño ofrece una visión completa del maquis, con un repaso por las distintas organizaciones que operaron en toda la Península, incluidos los núcleos urbanos de Madrid y Barcelona.

La Federación de León-Galicia, comandada por Marcelino Fernández Villanueva ‘Gafas’, contaba con tres agrupaciones, dirigidas por César Ríos Rodríguez, Mario Morán García y Manuel Castro Tellado.

En la obra de Chaves Palacios también está el relato de los protagonistas, como Cristino García Granda, Juan Fernández Ayala ‘Juanín’ o el leonés Francisco Martínez López ‘Quico’, cuyas memorias son «muy interesantes», en palabras de Chaves Palacios. El objetivo de este libro, según su autor, es «aportar información histórica sobre el movimiento de oposición armada al franquismo». Unos hombres –dice— «republicanos y aguerridos», que llevaron a cabo secuestros, robos, asesinatos y atentados, con la Guardia Civil pisándoles los talones.

El aparato represor franquista no dejó de aprobar leyes para aplastar cualquier conato de disidencia. Así, en abril de 1947, se aprobó el Decreto Ley de Bandidaje y Terrorismo, que dio cobertura legal al régimen para acabar con los enlaces y colaboradores de la guerrilla, como cuenta en el libro Chaves Palacios.

«Sin más apoyo internacional que el del Partido Comunista de España en el exilio, que a partir de 1948 decidió dirigir sus esfuerzos a los centros urbanos, la lucha de las agrupaciones guerrilleras estaba condenada al fracaso». No existió un mando guerrillero operativo y único para todo el territorio. «Cada agrupación, incluso cada partida, hizo lo que pudo y como pudo».

Chaves Palacios, que afirma que la agrupación guerrillera de León fue la más significativa de España, explica que el maquis «tuvo sus luces y sus sombras» y que el régimen franquista trató de presentarlos como bandidos.

Historia del maquis, espléndidamente escrito, detalla cómo a partir de 1946 las contrapartidas de Guardias Civiles —disfrazados de maquis— intentan apresar a los enlaces y destruir la organización. «Eso originó una gran división en la guerrilla. Algunos maquis buscaron una salida personal y se prestaron a ser delatores y a traicionar a sus propios compañeros». La contrapartida del sargento Gabriel Ferreras fue la pionera, y su campo de actuación: el Bierzo y La Cabrera.

Chaves Palacios asegura que la represión del régimen contra las familias de los maquis fue durísima. Por las páginas del libro también desfilan las mujeres que ejercieron como enlaces. «Muchas se incorporaron a la guerrilla, la mayoría en labores de intendencia, pero algunas también combatieron».

El libro incluye una lista de sacerdotes que fueron ejecutados, entre 1937 y 1945, por huidos y guerrilleros leoneses; así como la historia de El Guerrillero, primera publicación antifranquista de posguerra, cuyo primer ejemplar se editó en Santalla del Bierzo.

El maquis y su lucha por la libertad
Comentarios