miércoles. 07.12.2022
                      DL1P49F2-18-58-45-8.jpg
DL1P49F2-18-58-45-8.jpg

La construcción del Museo de Marialba de la Ribera, para proteger los restos de una de las basílicas paleocristianas más antiguas del mundo (del siglo IV), ha sido accidentada desde el principio. La empresa de Lorca que ganó el concurso dejó la obra empantanada y hubo que volver a reasignar los trabajos en mayo. La nueva adjudicataria, la madrileña Bauen, dispone de un presupuesto de 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución hasta mayo del

próximo año.

La Comisión Territorial de Patrimonio daba luz verde ayer al proyecto de equipamiento para la musealización del edificio y la protección de la basílica de Marialba de la Ribera, Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de yacimiento arqueológico. El equipamiento propuesto está formado por una estructura instalada a base de módulos y suspendida de las cerchas del edificio. En la estructura se instalarán focos, proyectores y altavoces; además, pantallas LED de gran formato, electrónica de control, sistemas de audio y acondicionamiento acústico mediante paneles acústicos. Las instalaciones propuestas no alteran los restos arqueológicos.

El museo ha sido proyectado por el arquitecto Melquíades Ranilla y supondrá una inversión superior a los 1,8 millones de euros, que sufragan la Diputación, el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento de Villaturiel. El museo, con dos plantas y 1.856 metros cuadrados, pondrá a salvo unos restos únicos.

Marialba musealiza sus ruinas
Comentarios