miércoles 2/12/20

Marta Robles indaga en la prostitución en su nueva novela

La periodista y escritora madrileña Marta Robles ha intentado mostrar «la cara B de la sociedad» en su tercera novela negra, La chica a la que no supiste amar, en la que aborda las redes de prostitución de mujeres extranjeras en España.

La novela, la tercera protagonizada por el personaje del detective Tony Roures después de A menos de cinco centímetros y La mala suerte, fue presentada ayer por su autora en la trigésimo tercera edición de la Semana Negra de Gijón.

Robles explicó que pretendió exhibir las redes de testaferros, abogados, banqueros, periodistas e incluso policías corruptos que dan cobertura a la trata de mujeres como trasfondo de la historia de una prostituta nigeriana desamparada al padecer una enfermedad.

Un detective Roures algo menos cínico y «más reposado» que en sus casos anteriores se adentra en el club de alterne más famoso del Levante español para una investigación y descubre la crueldad que rodea el mercado de la prostitución.

La trama que gira sobre Blessing, una joven nigeriana atada a una red de trata de mujeres por la deuda del viaje y un ritual vudú, que es «desechada como una mercancía estropeada» después de ser operada de un cáncer de mama.

Es una historia de ficción desde la primera hasta la última página, pero amparada en «hechos reales» porque «detrás de las luces de colores hay infinidad de mujeres esclavizadas», ha dicho Robles.

Marta Robles indaga en la prostitución en su nueva novela
Comentarios