domingo. 25.09.2022

El montaje, la clave menos conocida para el éxito de series y películas

Imagen del rodaje de la serie ‘Patria’. JAVIER ETXEZARRETA

«El montaje es saber contar historias con imágenes que han grabado otras personas». Así define su trabajo Alberto del Campo, responsable de dos de las series más laureadas del último año: Patria y Antidistubios.

A pesar de que el trabajo de los montadores suele pasar muy desapercibido para el gran público, su labor es fundamental para conseguir una buena película o serie. «Nosotros lo que hacemos es poner en imágenes un texto escrito que ha cobrado vida gracias a los actores y al rodaje, y esa labor es muy difícil de valorar, por eso creo que tiene poco reconocimiento», apunta.

Tras irrumpir en el panorama nacional con Stockholm en 2013, tener en su haber dos Goyas por Que Dios nos perdone y El reino, y nominado al Óscar por el corto Madre (2019) como productor, Del Campo (Soria, 1981) confiesa que su trabajo «es tranquilo», ya que «transcurre en una sala lejos del ajetreo de un rodaje». Pero «no es fácil» hilvanar las escenas, realizar cortes, añadir y pulir secuencias sin perder el alma que buscan los directores, reconoce.

Por eso prefiere mantenerse al margen de los rodajes para poder hacer su trabajo de una manera objetiva: «Me costaría mucho hacer mi trabajo y cortar planos si viera en directo el esfuerzo que suponen, las horas extras de rodaje y el coste económico. Prefiero tener una mente limpia que me permita decir esta secuencia es muy bonita pero no tiene sentido y quitarla sin problema», detalla.

El montador se siente «muy afortunado» de haber podido participar en Patria y Antidisturbios. Ambas series han sido tratadas a la hora de producción y rodaje como una película, es decir, han tenido «la libertad de trabajar» como querían, lo que les permitió «arriesgar» y poder «probar cosas diferentes».

El montaje, la clave menos conocida para el éxito de series y películas
Comentarios