domingo 23/1/22

Multitudinario adiós a Grandes

El mundo de la cultura y de la política despiden a la «escritora de la memoria»
                      El presidente del Gobierno saliendo el tanatorio. LUCA PIERGIOVANNI
El presidente del Gobierno saliendo el tanatorio. LUCA PIERGIOVANNI

El mundo de la cultura y de la política ha despedido a Almudena Grandes, fallecida el sábado, y que será recordada como «la escritora de la memoria», que «puso voz a los olvidados y los humildes» y que hizo de España un «país mejor»: «Ayer llovieron piedras sobre la literatura española».

Esos han sido algunos de los comentarios de actores, escritores, directores y políticos que este domingo han acudido al Tanatorio La Paz (Alcobendas), donde se velan los restos de la escritora, para acompañar a los familiares y amigos en el último adiós a una de las figuras más relevantes de la literatura española de las últimas décadas, aquella que «como escritora de la memoria, permanecerá en el tiempo». Una mujer «claramente comprometida con la palabra, con nuestra memoria colectiva y con su país porque desde su dimensión y aportación intelectual ha hecho a nuestro país un país mejor», ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, uno de los primeros en acudir a «rendir tributo» a Almudena Grandes, que falleció este sábado en su domicilio de Madrid a consecuencia de un cáncer que le detectaron en septiembre del año pasado. Del Ejecutivo también ha asistido el ministro de Cultura, Miquel Iceta, que ha destacado su «gusto por la historia, la recuperación de la memoria, su calidad de escritura increíble y su carácter feminista y de izquierdas»; y el de Presidencia, Félix Bolaños, para quien Almudena Grandes «ponía voz a los olvidados y hacía que recuperáramos su memoria y su historia».

O también la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, que ha señalado que el agradecimiento a la escritora Almudena Grandes «es infinito».

El expresidente Zapatero

Esa memoria ha incardinado el discurso de amigos, compañeros y representantes de las instituciones de la cultura y la política, hasta el punto de que el expresidente del Gobierno Jose Luis Rodriguez Zapatero la ha definido como «la escritora de la memoria de la memoria: nos enseñó el consuelo que hay en la memoria y la búsqueda de una justicia perdida que hay en la memoria».

Pero también la gran mayoría ha elogiado su compromiso «con los más vulnerables y olvidados», «con los vencidos», un mujer que en palabras del defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, «ha puesto voz a los supuestamente insignificantes, que son personas que son historia con mucho sentido para nuestro país, eso que ella llama ‘los supervivientes’ y que parece que a veces olvidamos».

Muchos de los que han venido hasta aquí la tuvieron como la escritora de referencia de su generación, como ha subrayado la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, por eso han lamentado su fallecimiento a los 61 años, «demasiado joven».

Multitudinario adiós a Grandes
Comentarios