viernes 23/4/21
Patrimonio

Esta muralla es una ruina

El PP de León denuncia que varios tramos «presentan un aspecto lamentable cinco meses después de que Patrimonio autorizara al Ayuntamiento su limpieza»
Estado de la muralla de León, ayer, en su tramo por Ramón y Cajal. DL

La Muralla de León tiene 1.850 metros de Historia y un motivo de orgullo y referencia. Casi dos kilómetros que despiertan el consenso general de que su conservación es una obligación. Pero los plazos separan ahora las percepciones de los grupos municipales del Ayuntamiento. Es más, al PP no le salen las cuentas.

Así, el grupo municipal popular denunció ayer la falta de resolución ante una necesidad en la que Patrimonio ya había dado el visto bueno. En este sentido, el PP explica que «el Ayuntamiento anunció en el mes de julio un plan para limpiar y retirar la maleza acumulada en la Muralla de León, que a día de hoy no se ha puesto en marcha a pesar de que el 25 de agosto la Comisión Territorial de Patrimonio autorizó la eliminación de vegetación en los paramentos de la muralla tardorromana y las cercas medievales», asegura.

Junto a estas fechas puntuales, añade incluso la apreciación del concejal del área, Luis Miguel García Copete, que había afirmado que era «imprescindible por una cuestión estética y, especialmente, para evitar los daños que se están provocando en el monumento».

Ana Franco, edil del PP, pide por ello al alcalde, José Antonio Diez, que «ordene la urgente limpieza de la Muralla». Ya metidos en el asunto, la oposición aprovecha para recordar que sea «siguiendo la línea marcada por el Partido Popular en el anterior mandato, que llevó a cabo trabajos de conservación y limpieza en los lienzos y en los cubos».

Zonas afectadas
Los tramos de la avenida Ramón y Cajal, Carreras, Los Cubos y Las Cercas, en el punto de mira

En concreto, se trata de reactivar el plan para limpiar y retirar la maleza acumulada en la Muralla de León, en los tramos de la avenida Ramón y Cajal, Carreras, Los Cubos y Las Cercas.

La realización de actuaciones de eliminación de vegetación en los paramentos de la muralla tardorromana y las cercas medievales son en concreto las tareas a realizar. «Llama la atención la inacción del equipo de gobierno ante el estado calamitoso, llena de vegetación con grave deterioro de las piedras, especialmente del tramo de la Torre del Gallo de la Basílica Colegiata de San Isidoro, precisamente el trozo más antiguo y teniendo la autorización necesaria para llevar a cabo los trabajos», señala Ana Franco.

La Muralla, que fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1931, tiene una longitud de 1.850 metros, sin contar con la ampliación de las Cercas Medievales; un Monumento Histórico-Artístico, perteneciente al Tesoro Artístico Nacional.

Los populares ahora remarcan que en su mandato se intervino en los lienzos y en los cubos, empleando una plataforma elevadora desde la que los operarios de la limpieza accedían a los diferentes paños sin necesidad de apoyarse en la estructura del monumento. A lo que añaden que el entonces equipo de gobierno del Partido Popular inició en septiembre de 2016 labores de mantenimiento periódicas de la Muralla, trabajando en la eliminación manual de la vegetación existente en la cara exterior de los lienzos y cubos de la Muralla a lo largo de Ramón y Cajal, Los Cubos y Carreras.

Pero el toma y daca está servido y la guinda es un recuerdo: «Precisamente, en aquellos días, la concejala del PSOE Evelia Fernández, entonces en la oposición y ahora responsable del área de Promoción Cultural, denunciaba el ‘estado desastroso’ de la Muralla», rescata Ana Franco.

Esta muralla es una ruina
Comentarios