lunes 28/9/20
Teatro

La musa invisible que triunfa en Madrid

Actriz leonesa y luchadora artista María Giménez de Cala estará en la capital representando el personaje de Elizabeth Siddall, inspiradora del siglo XIX.
La actriz leonesa María Giménez de Cala, que interpreta y produce el montaje recientemente estrenado en Madrid bajo la dirección de Paco Montes. DL
La actriz leonesa María Giménez de Cala, que interpreta y produce el montaje recientemente estrenado en Madrid bajo la dirección de Paco Montes. DL

María Giménez de Cala hace teatro correspondiendo a sus antecesores. Es decir, jugándosela, produciendo lo que no se produce y tirando del carro ella misma para que los proyectos puedan ver la luz. Tal vez haya profesiones más heroicas, pero algo de eso hay en poder contar que Madrid acoge el estreno de Elizabeth Siddall, obra protagonizada por la actriz leonesa y bajo dirección de Paco Montes. A partir de ayer y hasta finales de enero los amantes del famoso cuadro de Ofelia de Millais tienen una cita obligatoria con su protagonista, Elizabeth Siddall, en El Umbral de Primavera de Madrid.

La obra pretende provocar una reflexión sobre la visibilidad de la mujer artista en la época victoriana y establecer un puente directo con la actualidad.

Y todo surge a partir de la personalidad de quien da nombre al montaje. En el sentido de indagar en las características y personalidad de la poetisa y artista británica durante un periodo tan destacado que la hace ser considerada musa de los prerrafaelitas en el siglo XIX.

También se contempla así la condición de una mujer hecha a sí misma, avanzada para la época en la que le tocó vivir y que tuvo que luchar contra todo tipo de adversidades para poder llevar a cabo su obra. Una mujer invisible como artista, no reconocida, pero musa de muchos otros.

Maria Giménez de Cala, bajo el sello de su productora María Giménez Producciones, presenta así esta obra planteada como un monólogo en voz de Elizabeth Siddall.

Muy deteriorada, debido a su enfermedad y a su adicción al láudano, Elizabeth permanece encerrada en su casa de Londres mientras espera la vuelta de su reciente marido Dante Gabriel Rossetti.

Abandonada y deprimida, hará un último intento por cumplir con el rol de musa que le ha otorgado a lo largo de los años la Hermandad Prerrafaelita, rol que encarna ese ideal de belleza estática y adormecida que todos esperaban de ella. Pero ya es demasiado tarde. Elizabeth ha pagado un precio demasiado alto por su independencia y ya no hay marcha atrás.

Con esta puesta en escena, Giménez de Cala pretende dar a conocer a este personaje, muy desconocido para el gran público, más allá de las representaciones pictóricas como el famoso cuadro de John Everett Millais Ofelia flotando en el agua a quien sirvió de modelo.

Según la actriz, siente que la propia Elizabeth la ha elegido a ella para interpretar este papel y se identifica totalmente con el personaje. Un taller de Shakespeare y una visita a una tienda de antigüedades con la adquisición de un libro de mujeres artistas, fueron el cóctel perfecto que la llevaron a reflexionar sobre esta mujer, ahondar en su vida y sentir la imperiosa necesidad de contar algo sobre ella.

Actriz en movimiento, aprendiendo y experimentando de la vida para luego aplicar toda esta teoría a sus personajes, la leonesa arriesga así con esta interpretación especial en su vida.
 

Famoso cuadro de Ofelia de Millais en el que se basa la obra. DL
Famoso cuadro de Ofelia de Millais en el que se basa la obra. DL

La musa invisible que triunfa en Madrid