martes 17.09.2019

Nanas de un tiempo recobrado

La Fundación Sierra Pambley participa en la edición de un cancionero popular con un centenar de temas populares recuperados por la Institución Libre de Enseñanza.
Nanas de un tiempo recobrado

Unha noite no muiño, Els tres tambors, En Casa del tío Vicente o Romance del conde Olinos son algunas de las 98 canciones —las dos últimas leonesas— que la Institución Libre de Enseñanza ha recopilado en el libro Cancionero Popular, una cuidada edición realizada por Víctor Pliego de Andrés, catedrático de Historia de la Música del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Elvira Ontañón, patrona de la Fundación Giner de los Ríos y de Sierra Pambley, destaca que este libro tiene «mucho de recuerdo, bastante de investigación y una gran dosis de esperanza». Y es que con él, los ‘hijos’ de la ILE recuperan una parte esencial de la memoria histórica de los institucionistas, los primeros que se dedicaron a la tarea de recuperación del folclore y las tradiciones españolas, y lo brindan a la educación del futuro, conscientes de la dimensión que atesoran las tradiciones populares.

Y es que desde su fundación, la ILE se afanó en recuperar la artesanía, el folclore, la música y la literatura populares, y fue pionera en la inclusión de la música y el canto en el programa escolar. Así, cabe destacar que el espíritu redentor de Misiones contó con la acción benefectora del compositor Eduardo Martínez Torner. El musicólogo, que vivió en la Residencia de Estudiantes de 1916 a 1920, se incorpora al Centro de Estudios Históricos con la misión de recopilar los romances tradicionales con sus correspondientes melodías de las provincias de León y Asturias, trabajo que pasaría a formar parte del Romancero Español que por entonces preparaba Menéndez Pidal. Además de su obra impresa —entre la que destacan los títulos Cuarenta canciones españolas, publicado por la Residencia de Estudiantes «como un repertorio familiar para los residentes», o Cancionero gallego, en colaboración con Jesús Bal y Gay—, Martínez Torner colaboró con las Misiones Pedagógicas haciéndose cargo del coro e impartiendo numerosas conferencias sobre temas musicales. El coro de la institución tuvo, entre sus funciones, reintegrar al pueblo cantos y romances de la tradición nacional: Canciones de baile (Zamora), Cantos de boda (Salamanca), Canción de camino (León), Canción de ronda (Salamanca), Seguidilla (Extremadura), Fiesta en la aldea (Asturias), Ronda (Segovia), Canciones populares (Galicia), Ronda de Sanabria (Zamora), Pastoral de Juan del Encina, Cantiga de serrana del Arcipreste de Hita, Romance del Conde Olinos…

Martínez Torner albergaba en el Centro de Estudios Históricos el inmenso tesoro de la discoteca folklórica que había logrado reunir. Este lugar llegó a tener una importancia tal que era visitada por los folkloristas extranjeros, que siempre mostraron la inmensa riqueza, no igualada probablemente en el extranjero, que acogía el Centro. Hay que recordar que Martínez Torner fue desde muy joven un muy activo colaborador de Ramón Menéndez Pidal en la recolección de romances y leyendas, tarea que continuó Jesús Bal y Gay.

Elvira Ontañón recuerda que en los años ochenta se había publicado un catalogo algo más modesto que ahora se completa con este cancionero que califica como un libro histórico que reúne los recuerdos afectivos de varias instituciones. «Una de las cosas que más me molestan es que piensen que la recuperación del folclore fue obra de la dictadura. No es así», subraya Elvira Ontañon, que explica que una de las cosas que hizo la Sección Femenina fue respetar o ‘apropiarse’ del legado que en este capítulo legó la Institución Libre de Enseñanza.

Ontañón destaca la labor sobresaliente de edición realizada por Víctor Pliego de Andrés, y asegura que la transcripción musical se ha realizado de manera exquisita. El libro, además de reproducir letra y música, ofrece una explicación de la historia y la región en la que se recuperó la canción, y se respeta además no sólo el idioma sino el léxico original de cada una de las piezas.

La presentación tendrá lugar el día 23 en la Residencia de Estudiantes y contará con un concierto a cargo de los Pequeño Cantores de la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid, dirigidos por Ana González.

Nanas de un tiempo recobrado