martes 26/10/21
Archivo histórico

La nobleza leonesa sale del armario

El marquesado de Astorga fue uno de los pilares del Reino de León. También los poderosos Condes de Luna. Ahora, el Archivo Histórico de la Nobleza, con sede en Toledo, ha creado un mapa interactivo donde se pueden localizar los principales bastiones leoneses de la aristocracia.
Arancha Lafuente, directora del Archivo Histórico de la Nobleza, con sede en Toledo. ISMAEL HERRERO

El Archivo Histórico de la Nobleza, que custodia documentos clasificados del papel que ha jugado la aristocracia en la política española, abre ahora una ‘rendija’ sobre los principales señoríos del país. Y lo hace coincidiendo con la semana internacional de los archivos, que este año tiene por lema ‘Empoderar los archivos’.

A través de un mapa interactivo, los usuarios puedan buscar su pueblo y conocer en qué fondos hay información de los nobles que controlaron ese territorio. Desde la Edad Media los grandes de España recibieron del rey prebendas en forma de cargos públicos, que acabaron patrimonializándose en las familias, y privilegios —a modo de concesiones de jurisdicción— sobre regiones más o menos extensas. Estos fueron los llamados señoríos, que llevaban implícito el ejercicio del gobierno y la justicia, así como el dominio efectivo sobre la población, la producción y la economía de los respectivos territorios.

En el mapa interactivo de este archivo con sede en el Hospital San Juan Bautista de Toledo, creado hace cuatro años tomando como núcleo documental el existente en la antigua Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, aparecen Boca de Huérgano —con el marquesado de Valverde la Sierra y el condado de Torrejón—, Sabero y Cistierna —con el ducado de Aguiar y el condado de Altamira— o Rioseco de Tapia, Sena de Luna, Los Barrios, Soto y Amío, Santa María de Ordás, Bembibre, Castrocalbón y Hospital de Órbigo, todos ellos vinculados al poderoso condado de Luna. El condado de Luna le fue concedido en 1462 a Diego Fernández de Quiñones, Merino Mayor de Asturias y León. El archivo familiar pasó a una rama lateral, los marqueses de Montevirgen, que fue adquirido en los años setenta por la Caja de Ahorros y ahora se puede ver, por primera vez, en el Museo Gaudí Casa Botines.

Un archivo curioso

Hay legajos dirigidos al marqués de Villafranca sobre el paso por su tierra de la princesa de Gales

El Archivo de la Nobleza también preserva documentación sobre Mansilla de las Mulas (condado de Medina de Rioseco), Toreno (condado de Toreno), Villafranca del Bierzo (marquesado de Villafranca y ducado de Benavente), Toral de los Guzmanes (marquesado de Toral), Valencia de Don Juan (condado de Valencia de Don Juan y ducado de Maqueda), Astorga (marquesado de Astorga y condado de Altamira), Gordoncillo (ducado de Benavente) o Villabraz (marquesado de Villasinda y condado de Sevilla la nueva).

Pleito por San Isidro

En relación al Condado de Luna, el archivo toledano posee documentos sobre un pleito de María de Quiñones con el conde de Mayorga; la transacción entre el conde Juan, virrey de Nápoles, y su hijo Antonio, con los 23 lugares del concejo de Omaña sobre las elecciones de oficios; la escritura de redención de un censo contra la Casa de Luna a favor del monasterio de Santa Clara de Cuéllar (1696); o los autos judiciales del Concejo de la Mesta para determinar el valor de los pastos de los puertos de San Isidro en Lillo pertenecientes al Estado de Luna y que disfruta la cabaña de la Casa del Infantado.

Hay legajos realmente curiosos. Por ejemplo, sobre el marquesado de Villafranca del Bierzo, el Archivo de la Nobleza conserva un documento dirigido a Juan Madera, corregidor del marquesado de Villafranca, para que haga dar bastimentos a la princesa de Gales en su viaje a La Coruña, de donde saldrá para Inglaterra, y asimismo que haga reparar y adobar los caminos en su término.

La nobleza leonesa sale del armario
Comentarios