viernes 20/5/22

El Palacio del Conde Luna reabre como Museo del Reino de León

La exposición 'Raíces', que en cinco meses recibió 50.000 visitantes, se mantendrá 'sine die' en el edificio
Una de las salas del Palacio del Conde Luna con la exposición 'Raíces', que ahora será permanente.

El Palacio del Conde Luna reabrirá en unos días convertido en Museo del Reino de León. El concejal de Cultura Leonesa y vicealcalde, Javier Chamorro, confirmó ayer a este periódico que el edificio, inaugurado oficialmente en mayo por los Reyes tras una costosa restauración que superó los 5,5 millones de euros, mostrará de forma permanente la exposición Raíces. El legado de un Reino .

Inicialmente, esta muestra iba a ser simplemente una «declaración de intenciones» y el germen del museo que vendría después. Debido a la crisis presupuestaria que sufre el Ayuntamiento de la capital, el inmueble del siglo XIV únicamente exhibirá las piezas de Raíces, incluidas también las que albergó la iglesia de Palat del Rey.

La Junta ha cedido en depósito al Ayuntamiento el contenido de la muestra, que en cinco meses recibió cerca de 50.000 visitantes. Chamorro tiene otros planes a largo plazo. Raíces es sólo el punto de partida. Una colección para poner en marcha un viejo sueño.

El Palacio del Conde Luna acogerá -cuando el presupuesto lo permita- exposiciones temporales y actividades paralelas, siempre en torno al Reino de León. Además, el museo recibirá algunas de las obras de la reciente exposición celebrada en Botines sobre los beatos leoneses. Previsiblemente estas piezas, así como las de Palat, cambiarán la fisonomía del 'Salón del Trono', presidido por las figuras en látex de Ramiro II y la reina Urraca Sánchez. Igualmente el resto de las salas se readaptarán para acoger una exposición que tuvo cinco sedes -el propio Palacio del Conde Luna, Palat del Rey, el Museo de León, San Isidoro y el torreón de la Catedral-. Chamorro tiene previsto crear una biblioteca con fondos digitales para consultar la historia de un Reino que albergó las primeras Cortes de la historia. De momento, las visitas guiadas, al menos en invierno, se concentrarán los fines de semana.

La reapertura del nuevo museo está a expensas, precisamente, de resolver el capítulo de personal. Serán empleados municipales, transferidos al edificio, quienes se hagan cargo de gestionarlo. Una trabajadora municipal, licenciada en historia, tendrá la misión de diseñar las futuras actividades para los colegios.

El «ideólogo» de Raíces, el historiador leonés José Manuel Rodríguez Montañés, responsable también de El Sueño de la Luz, el proyecto cultural en torno a la restauración de la Catedral, considera que la exposición no sólo tuvo una buena acogida de público, sino que no estaba agotada en los cinco meses que estuvo abierta al público.

Donaciones. Chamorro desvela que algunos particulares han expresado su deseo de donar piezas al nuevo Museo del Reino de León. Lo cierto es que únicamente dos de los objetos que albergó el Palacio del Conde Luna eran originales; el resto, eran réplicas -algunas perfectas- de los tesoros que llegó a acumular uno de los reinos más poderosos de la Península.

Un viaje en el tiempo para descubrir cómo era León hace mil años. Es el itinerario que proponía Raíces. El armamento del perfecto caballero medieval, montura incluida, al alcance de cualquiera, mezclarse con la realeza y sentarse junto a Ramiro II y su esposa Urraca Sánchez, con el embajador de Abderramán III arrodillado-¦ eran algunos de los atractivos de una exposición pensada para ver y tocar. Porque el objetivo de Raíces era contar, de forma divertida, 1.100 años de historia.

Los vaivenes del edificio . El palacio, cedido durante 75 años en arrendamiento al Ayuntamiento por la Fundación Álvarez Carballo, sufrió una controvertida rehabilitación que «eliminó» el patio renacentista, supuestamente por su mal estado de conservación.

En sus siete siglos de historia, aparte de residencia de Pedro Suárez de Quiñones y Juana González de Bazán -que iniciaron su construcción en el año 1388- el Palacio del Conde Luna ha sido sede del Tribunal de la Inquisición, café, almacén de frutas, banco y funeraria. Monumento Nacional desde 1931 y Bien de Interés Cultural, ha sufrido numerosos accidentes, como la explosión de una bombona en 1976 y el desplome del torreón renacentista en 1979. La torre renacentista es una de las más bellas de España y el cuerpo gótico conserva los escudos de las dos familias (Quiñones y Bazán).

El Museo del Reino de León, más que un contenedor de objetos será «una ventana al pasado» más glorioso de la ciudad que acogió las primeras Cortes. Un espacio que permita al público «revivir las sensaciones de una época», como lo ha esbozado Chamorro.

El Palacio del Conde Luna reabre como Museo del Reino de León
Comentarios