jueves 28/10/21
Historia

Paradores oculta en su web el terror en San Marcos

«BANDO NACIONAL». Con este término alude Paradores a los sublevados en el podcast que narra la historia del monasterio. Además, en apenas dos minutos, el guión despacha los años como campo de concentración y se limita a hablar de presos, sin explicar que la razón de su encierro fue su condición de republicanos...
Imagen de un concierto que los presos se veían obligados a realizar.

No hay rastro del escenario de terror que convirtió el hoy parador de San Marcos en un campo de concentración durante la guerra civil. La página web de Paradores obvia cualquier información sobre los presos republicanos que fueron hacinados, torturados y, en muchos casos, asesinados en el convento plateresco tras el golpe militar de 1936. Y eso a pesar del acto propagandístico que tuvo lugar —con la presencia del presidente Zapatero y del hoy director del Gabinete de Presidencia y entonces presidente de Paradores, Óscar López— el pasado 8 de junio.

maros1

Monolito con la información sobre el campo, Crémer y Castor Gonzalez y la piedra de talco que también simboliza el uso del parador como campo de concentración. RAMIRO

La información que ofrece la página digital de la institución dependiente del Ministerio de Turismo no recoge los años de plomo y en el apartado Vive la historia, el equipo de contenidos de la empresa pública se ciñe a hablar de la Orden de Santiago, del estilo del edificio, de los arquitectos que participaron en su construcción y de la ‘estancia’ de Quevedo como preso político del conde duque de Olivares en una de las celdas del edificio.

Una idea nazi

La expresión bando nacional la ideó Goebbels para legitimar la ayuda bélica alemana

El resto, desde 1643 hasta nuestros días, es un espacio en blanco para los directivos de Paradores, cuatro siglos en los que San Marcos, simplemente, desaparece, igual que la memoria de los casi 20.000 presos que fueron detenidos y hacinados en el monasterio y sufrieron la tortura y la muerte a manos de los golpistas.

«Nacionales» por sublevados

Las palabras que utilizan en el podcast de la empresa pública tiene además numerosos fallos de nomenclatura, algunos de los cuales chocan de manera directa con la ley de Memoria Democrática. Uno de ellos es el uso del término ‘bando nacional’ para referirse a los sublevados. Y es que esta expresión, que es la denominación que utilizaron para sí mismos los golpistas durante y tras el conflicto, no es más que un término excluyente que buscaba identificar al gobierno de la República con un ejército extranjero. De hecho, el término «nacionalistas» o «nacionales» aplicado al bando contendiente en la guerra civil fue acuñado por Joseph Goebbels, el ministro nazi de Propaganda, tras la visita de la delegación española clandestina liderada por el capitán Francisco Arranz para solicitar ayuda y material bélico a la Alemania nazi tras el golpe de Estado, el 24 de julio de 1936. Con este término se pretendía dar un aspecto de legitimidad a la ayuda militar alemana a los militares rebeldes españoles.

¿Por qué estaban presos?

Por otro lado, en ningún momento de la grabación se alude a la condición de republicanos de los presos que sufrieron la detención y la muerte. A lo largo de cinco podcasts, se enlazan los nueve siglos del monasterio —fue fundado como centro de peregrinos en el siglo XII durante el reinado de Alfonso VII— y no es hasta el último cuando se habla de los años en los que se convirtió en uno de los campos de plomo de la provincia.

Con todo esto, parecería que Paradores ha hecho con el hostal de San Marcos de León un ejercicio de damnatio memoriae, de borrado de la memoria —no se sabe muy bien con qué fin— que sugiere que el acto que se celebró en el mes de junio, así como el monolito que se instaló en la sala capitular no fueron sino una manera de acallar las voces que reclamaban un recuerdo para las víctimas de la guerra en León...

Paradores oculta en su web el terror en San Marcos
Comentarios