miércoles 25/11/20
El relato y las figuras tratan de reflejar la incomunicación que vive el hombre moderno

El poeta argentino Nicolás Cosa presenta hoy su escultura libro «Ilogismo»

La obra, compendio de literatura y arte figurativo, contiene diez tallas de tamaño natural
En el año 2000, dos artistas argentinos presentaban su primer Libro-Escultura, al que dieron el título de Menos que un puñado . Nicolás Cosa escribió los poemas y las esculturas fueron obra de Valeria Monasterolo. Se realizaron cien ejemplares, realizados de manera artesanal y, con una escultura en la tapa. En el interior se presentaban fotos de otras cuatro esculturas relacionadas con cuatro de los poemas del libro. Hoy presentan en León el segundo de estos libros, que ha tomado como nombre !log!smo . En esta ocasión Valeria Monasterolo realizó 10 esculturas sobre un texto redactado por Nicolás Cosa. Cada escultura a tamaño natural contiene parte del texto escrito. Además, el libro se ilustra con fotos de las diez esculturas y se guarda en un sobre de tela de confección también artesanal. «No quería un libro encuadernado que se olvidara en la biblioteca», explica Nicolás. La historia de !ilog!smo nace en un bar de Canadá y trata de expresar los sentimientos que el autor tuvo en este país. La incomunicación, el aislamiento, la soledad son algunos de los sentimientos que el poeta trata de reflejar. Para ello, su historia se circunscribe a un momento concreto que se vuelve eterno y constante. Alguien trata de leer una historia en un bar y no consigue su finalidad. Se siente observado de manera cansina y la falta de concentración hace que intente huir una y otra vez. Más de una sensación Esta escultura libro tiene además dos cedés. Uno de ellos interpreta la historia que Nicolás y Valeria intentan delinear y lo hace estirando el tiempo con que el protagonista dicta cada una de sus palabras. La voz de Nicolás aparece ralentizada; mientras, somos capaces de escuchar cómo el resto de las personas que se encuentran en el mismo lugar se mueven y actúan con un compás mucho más ágil. Mediante esta fórmula, se logra que el oyente se implique de una manera mucho más activa en la historia. El afán de escapar de un momento y un lugar concreto que anhela el protagonista se transmite de esta manera al lector, con lo que !log!smo se convierte en una experiencia triple. Triple porque el oyente y lector es también capaz de vivir de manera física este cuento. Para ello están las diez esculturas de Valeria Monasterolo, esculturas que van narrando de alguna manera las distintas fases que atraviesa el lector. «Lo que más me gustó de las figuras de Valeria fue que no reflejaban de manera descriptiva el texto, sino lo que ella sentía cuando lo leía», precisa el escritor. La necesidad de huir del mundo que rodea al protagonista de esta historia se manifiesta a través de una escalera que el lector escala con la finalidad de hundirse en la lectura del libro. Es, por lo tanto, un viaje hacia uno mismo y estamos ante una obra que responde de manera exacta a las palabras de Rimbaud: «Todavía querré huir, marcharme muchas otras veces.». Valeria y Nicolás ya trabajan en la preparación del que será su próximo libro, un libro que aún no tiene nombre pero que, sin duda, será una vez más un «trabajo artístico hecho a pulmón». Lugar: Hotel Quindós a las 20.00 horas. Hora: 20.00 horas. «Este es un trabajo artístico hecho a pulmón en el que se refleja la incomunicación» NICOLÁS COSA Poeta

El poeta argentino Nicolás Cosa presenta hoy su escultura libro «Ilogismo»
Comentarios