lunes 10/5/21
VERSOS

El poeta de Prioro regresa a la majada

Eleuterio Prado publica ‘Nanas del abuelo’, un tierno poemario que adjunta un cedé con trinos, voces y sonidos montañeses.
Las cuidadas ilustraciones de Alberto Ramos dotan de gran ternura y delicadeza a esta obra publicada por la editorial leonesa Rimpega.

Nanas del abuelo y otros poemas, el tercer libro publicado por el poeta Eleuterio Prado (Prioro, 1942), tiene como tema central el pastoreo, una actividad a la que este autor dedicó parte de la vida en su localidad montañesa natal. Los versos recogidos en la obra nacen de las vivencias propias del autor y de de las historias que le transmitían sus familiares dedicados a esa misma profesión. Los recuerdos que Prado tiene de su juventud en la vertiente meridional de los Picos de Europa, rodeado de paz y pastores, recitando nanas y versos, provocaron que ahora escribiese este libro, editado por Rimpego, para evocar aquella antigua vida.

Escribir es una vocación que descubrió Eleuterio gracias a su abuelo y a su madre, quienes recitaban romances a diario cuando era un niño, lo que provocó que se despertase en él su amor por la poesía y la escritura. Durante su vida adulta, en la que se dedicó al mundo empresarial, dejó apartada esta actividad por falta de tiempo, pero tras su jubilación ha podido retomarla. «Lo que más me gusta de escribir sobre la temática del pastoreo es que me traslada a mi infancia», asegura.

Y es que Prado dedica estas Nanas del abuelo y otros poemas a sus nietos, esos que, acostumbrados a la ciudad, desconocen lo relativo a la vida en el campo. Quiere transmitirles las canciones de Prioro, su pueblo natal. Ese es el legado que pretende inculcarles. «Yo fui el primero en romper la generación y alejarme del mundo pastoril, por lo que quiero hacerles conocer ese modo de vida —explica—; que conozcan los juegos de mi infancia y mi relación con los animales. Como dicen ellos, contarles ‘batallitas’ de abuelo».

El libro está destinado a personas de todas las edades, no solamente a los niños, ya que recoge historias de la montaña leonesa, de los animales de Prioro, recuerdos con nostalgia de su infancia en el campo y el deseo de volver a esa vida y los cantares tradicionales.

Prado tiene un gran apego a su pueblo a pesar de vivir en Cataluña debido a su profesión. Por ello, todos los años asiste a la comida multitudinaria que allí se celebra el 25 de julio, el día de Santiago, patrón también de Prioro. Y esa fecha, además, ha sido la elegida para editar su última obra.

Eleuterio Prado fue ‘motril’ durante su infancia, ayudando a cuidar rebaños trashumantes en un valle cercado por las cumbres de los Picos de Europa. En su juventud estudió Humanidades, Filosofía y Teología en El Escorial, convirtiéndose más adelante en empresario de éxito en Barcelona. Además de escribir Nanas del abuelo y otros poemas —que contiene un cedé con los poemas recitados, y voces, cantos y murmullos propios de la Montaña leonesa— anteriormente publicó La canción del rebaño e Infancia de las lunas, y ha recogido y editado varios cancioneros populares de sus valles natales.

Proyectos futuros

Prado tiene otros proyectos en marcha en relación con la escritura. El próximo año editará El habla de Prioro, un libro sobre las peculiaridades lingüísticas de su pueblo. Pero además tiene entre manos otra obra que se centrará en la relación existente entre los pastores y los mastines leoneses, un diálogo entre ambos sobre el fuerte lazo que los ha venido uniendo gracias a la trashumancia, una prosa poética en la que el pastor le explica al animal todo lo que le debe.

El poeta de Prioro regresa a la majada
Comentarios