domingo 29/5/22

Biógrafo de Juan Carlos I, no tiene Preston ganas de escribir una segunda parte. De hacerlo, analizaría si la codicia del rey emérito tiene su raíz en las carencias de su infancia.

—¿Escribirá una segunda parte con los amoríos, presuntas corruptelas y el exilio?

—Mi editor no me lo ha pedido. No tengo muchas ganas, De hacerlo, mantendría las partes de su niñez, su adolescencia y de su papel en la Transición, de la muerte de Franco al ‘tejerazo’. Lo ocurrido luego no le hurta el mérito de democratizar España.

—¿La parte oscura del personaje no empaña la luminosa?

—Eso es así. La falta de cariño en su infancia y ser vendido a Franco por su padre pudieron ser determinantes. De reescribirlo, husmearía más en todo eso con ayuda de algún psicólogo, para ver hasta qué punto las carencias emocionales y materiales de sus primeros años habrían influido en su codicia y el interés por el dinero de los últimos tiempos. Por muy negativa que sea su conducta reciente, es una figura histórica de inmensa importancia por su papel en la Transición y el antigolpismo.

Fue un neutral jefe de Estado en un país muy conflictivo. Lo hizo bastante bien. Luego fue embajador comercial de España, que es lo que abrió el camino a todas esas acusaciones sobre la acumulación de una fortuna.

Hay especialistas en estos temas, que exigen una investigación económica. Yo estoy viejo para empezar un trabajo así. Soy reacio a meterme en ese jardín. Me falta sabiduría.

—¿Felipe VI ha aprendido alguna lección?

—Es obvio que algunos gestos, como renunciar a la herencia de su padre o las presiones para que abdicara y se exilara, donde creo que habrá tenido un papel, denotan un intento de tomar distancia. De desvincularse de lo negativo de la imagen paterna. Me pregunto si ha alcanzado el nivel de popularidad de su padre en los buenos tiempos, cuando muchos españoles se decían juancarlistas antes que monárquicos. Dudo mucho que ahora algún español se declare felipista. Felipe no llega ni de lejos a esa popularidad.

La razón de la codicia de Juan Carlos
Comentarios