jueves 19/5/22

Carlos Berlanga, de quien este año se cumple el vigésimo aniversario de su muerte, fue un «artista global y completo» que no dejaba de crear y de hacer cosas porque había heredado el «gen de la genialidad» de su padre, el mítico director de cintas como El verdugo o La escopeta nacional, a quien llegó a superar en creatividad.

Al menos así lo ve José Luis García Berlanga, el hermano del este artista multidisciplinar que ayer participó en el acto inaugural de la muestra Carlos Berlanga. El eterno retorno, que hasta el 17 de abril podrá visitarse en el Centro Cultural Oscar Niemeyer de Avilés. «Carlos probablemente es el que heredó el gen de la genialidad, incluso superando a mi padre, en la facilidad creativa que tenía», y así se puede observar en la muestra organizada por Pablo Cycet, amigo y colega de profesión del artista y con quien pintó alguno de los últimos cuadros, que se pueden ver también en esta muestra. Una colección de más de 200 pinturas, dibujos, su única escultura conocida, trabajos de diseño gráfico, originales autógrafos de letras de sus canciones, bocetos o materiales de trabajo componen este repaso por el singular universo de Carlos.

«Era un artista global y completo, al que, además, le era imposible dejar de estar creando y hacer cosas», ha dicho de su hermano, al que todo el mundo conoce por su música y por sus canciones, tan presentes hoy como el día en que salieron de su imaginación: A quién le importa, Perlas ensangrentadas, Bailando, Ni tú ni nadie o Cómo pudiste hacerme esto a mí, fruto de sus sucesivas etapas en Kaka de Luxe, Alaska y los Pegamoides o Alaska y Dinarama.

El retorno de Carlos Berlanga, artista que heredó el gen de la genialidad
Comentarios