martes. 09.08.2022

Cientos de personas ataviadas con sus sombreros y botas de cowboys acudieron ayer a la cita más importante del country en España, el Huercasa Country Festival, que ha celebrado en Riaza (Segovia) su séptima edición con algunos de los artistas más importantes del género en el panorama actual, como Nikki Lane o The Wild Feathers.

Antes de los conciertos en el recinto del festival, la villa medieval de este pueblo segoviano, de poco más de 2.000 habitantes, se ha llenado de alpacas de paja, mazorcas de maíz e incluso banderas de Estados Unidos para recrear un pedacito de la capital mundial del country, Nashville (Estados Unidos), y celebrar la vida con sus característicos bailes de juegos de pies.

«Desconectas completamente, no necesitas pareja, haces amigos y se te olvidan los problemas ese rato», señalaba Anabel Lucas, que viajó desde Madrid para acudir al festival y acababa de bailar en la plaza una de las canciones de Matt Horan & The C.A.F. Band.

Para Juan Felipe Hidalgo, que es la quinta vez que acude, el secreto del country es que, en sus variantes más sencillas, apela a la diversión, «no aborda grandes problemas más que los inmediatos» y es una música «enraizada a la esperanza, la salud y los valores semitradicionales o tradicionales más positivos».

Más allá de la música, él se siente identificado con los valores que abandera el country y que une a personas como él, que vive en el medio rural de Vitoria.

Riaza vuelve a ser la capital del country en España con el Huercasa
Comentarios