viernes 27/5/22

Rubén Sánchez reinicia el vuelo

El fotógrafo leonés expone ‘La luz de las montañas’ en La Casa del Humo de Lois, en una muestra que resume su vida desde el confinamiento hacia nuevas aventuras
                      Paisaje de montañas que estará presente en la exposición de Rubén Sánchez. RUBÉN EARTH
Paisaje de montañas que estará presente en la exposición de Rubén Sánchez. RUBÉN EARTH

De tanto fotografiar el mundo, para Rubén Sánchez regresar a Prioro, su lugar de residencia durante los últimos ocho años, representaba colgar la cámara a modo del reposo del viajero. Todo estaba bien así. Pero llegó la pandemia cancelando todos los planes de todos y a él le supuso tener que dejar de viajar. No estamos ante el manido caso de que hay que reinventarse, porque él ya estaba bastante reinventado. Tomó, en ese pasado reciente que ha birlado dos años a todos, una postura de elogiable serenidad, que no reposo, porque comenzó a pergeñar planes sobre todo pensando en el beneficio de la montaña oriental. Partía de una idea clara: «Para mi, vivir en Prioro solo tiene ventajas», declaraba. Y al saco de las ventajas metió los paisajes a la vista que aún tenía por fotografiar. Así surge La luz de las montañas, la exposición que se puede ver del 11 al 18 de este mes en La Casa del Humo de Lois.

En realidad, aunque el protagonista ocupe el papel estelar con unas fotografías imponentes y de gran formato (casi las que caben en la pequeña casa) hay que remarcar la iniciativa de un grupo de personas que ya por el nombre de la asociación merecen ser destacados: Lois de siempre. Así se hace llamar esta asociación que es la que ha impulsado el proyecto y convencido a Rubén Sánchez.

De esta manera, La luz de las montañas aparece como un proyecto fotográfico dedicado a la Montaña Oriental de León, el lugar en el que el fotógrafo Ruben Earth (Rubén Sánchez Fernández) pasó los dos años de pandemia. En la tierra de su madre, que le enseñó a valorar y disfrutar estos paisajes desde su infancia. Así presentan lo que se podrá ver solo durante los días de Semana Santa y que para la asocicación Lois de siempre supone un sobreesfuerzo al tratarse de días de vacaciones en los que tendrán que atender La Casa del Humo para que pueda estar a disposición del público que se acerque a ver la exposición.

Lo próximo de Rubén Sánchez por supuesto que pasa por lo audiovisual pero recuperando su espíritu viajero, que es donde se encuentra en su salsa. De momento el plan es «comenzar a viajar por el mundo», asegura. En su caso, su manera de volver es irse, para así acumular suficiente material y experiencia que luego tendrá en Prioro el laboratorio para dar forma a una filosofía de vida y de trabajo en la que la gran aventura es retratar el mundo.

Rubén Sánchez reinicia el vuelo
Comentarios