domingo. 14.08.2022

La semana negra literaria conecta a León con Gijón

Entre los autores se encuentran los leoneses Ana Merino y Ricardo Magaz
                      Ana Merino. TONI ALBIR
Ana Merino. TONI ALBIR

La trigésimo quinta Semana Negra de Gijón arrancará mañana con la participación de un centenar y medio de escritores de distintos géneros y «el mismo estilo irreverente» que ha caracterizado a las treinta y cuatro ediciones anteriores.

El director del festival, Ángel de la Calle, ha asegurado este miércoles que la Semana Negra «no renuncia a su estilo irreverente» y por ello dedicará espacios relevantes al debate político y a la denuncia social, al margen de las actividades estrictamente literarias.

Además, se han programado varios eventos en los que participarán «muchos periodistas invitados» porque en los tiempos actuales de incertidumbre con proliferación de noticias falsas el conocimiento de la verdad «es imprescindible».

Con ese objetivo, se presentarán obras como No quieren que lo sepas, de Jesús Cintoria; Así que pasen 40 años. La CSI (1982-2022), de Rubén Vega; Imprescindible la verdad, del exdiputado socialista José Antonio Pérez Tapias, y Del sueño democrático a la pesadilla populista, del ex cordinador general de IU Gaspar Llamazares.

También se han organizado tres exposiciones de fotografía, una del fotoperiodista Álex Zapico sobre migración con imágenes de los últimos sucesos de la valla de Melilla; otra titulada Resistencias, de varios autores que abordan la violación de los derechos humanos, y la tercera de Luis Sevilla, que documenta la historia del astillero Naval Gijón.

Igualmente se proyectarán los audiovisuales Festival Robert Capa, donde el pasado se encuentra con el presente, de Miguel Castaño; Hombrecino, de Susana Caballero, y Reframing the archive, de Ana Caterna, y se celebrará un debate sobre La fotografía como referente y memoria.

En el capítulo dedicado a cómic, un género tradicional en la Semana Negra, se expondrán 40 originales de la obra Presas fáciles, de Miguelanxo Prado, que ya expuso hace 30 años el festival gijonés la historieta Manuel Montano, que tiene como protagonista a un detective soñador. Como es habitual, al término del certamen, que concluirá el próximo 17 de julio, los jurados de las distintas categorías del concurso literario elegirán a los autores ganadores de los premios Dashiell Hammett de novela negra; Rodolfo Walsh a las obras basadas en hechos reales; Espartaco, de género histórico, y Celsius, de ciencia ficción y fantasía.

Tras dos años de restricciones y cambios de ubicación para buscar formatos más reducidos, la Semana Negra de Gijón volverá a celebrarse en los terrenos del antiguo astillero Naval Gijón, junto al Mar Cantábrico.

Entre los más de 150 autores de esta edición de la Semana Negra de Gijón se encuentran los escritores leoneses Ana Merino (ganadora del premio Nadal de novela en 2020 por El mapa de los afectos), Ricardo Magaz (Malas calles: historias criminales contadas por policías, 2022) y Luis Artigue (Ficción para multitudes, 2022).

La semana negra literaria conecta a León con Gijón
Comentarios