martes 26/10/21

La Sinfónica de Castilla y León llega al Auditorio con castañuelas

La orquesta, dirigida por Jhoanna Sierralta, estrenará una obra de Chaviano con Tomás Martín como solista Intepretarán la suite ‘Añoranzas’, del leonés Pedro Blanco
Imagen de archivo de un concierto de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León en el Auditorio. MARCIANO PÉREZ

Lugar: Auditorio Ciudad de León.

Hora: 20.00.

Entradas: 12 euros.

Uno de los conciertos más esperados del Festival de Música Española es el que ofrece esta tarde, a partir de las 20.00 horas, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (Oscyl), acompañando en esta ocasión al percusionista Tomás Martín como solista de castañuelas y con Jhoanna Sierralta como directora invitada.

El programa incluye el estreno de Cuatro danzas de la Suite Española de Albéniz para castañuelas y orquesta sinfónica, encargo del Festival al compositor cubano Flores Chaviano; la célebre suite nº 2 de El sombrero de tres picos del gaditano Manuel de Falla; la suite Añoranzas del compositor leonés Pedro Blanco; y Santa Cruz de Pacairigua, del venezolano Evencio Castellanos. Un repertorio en el que se pone de manifiesto la maestría con la que estos compositores adoptan las melodías y los ritmos populares del folklore español y venezolano, para crear unas obras emocionantes, que conectan con nuestros orígenes.

Durante el confinamiento del año 2020, Flores Chaviano tuvo la acertada idea de invertir mucho tiempo en orquestar la Suite Española de Isaac Albéniz (original para piano). «Era de vital importancia para mí tener mi mente concentrada en un momento de tanta incertidumbre. Fueron tres meses de trabajo arduo, que llenaron las largas horas de marzo a mayo». A petición del percusionista Tomás Martín, realizó una primera versión para castañuelas y orquesta de cuerda. Por encargo del Festival de Música Española de León y de Tomás Martín, Chaviano engrandeció la obra creando una versión sinfónica con solista de castañuelas que se estrena en el Auditorio de León.

Añoranzas, Suite Española para orquesta, del leonés Pedro Blanco, está integrada por cuatro números basados en temas populares leoneses: Evocación, Burlesca, Romanza y Humorada. La obra está dedicada a la Diputación de León, porque «me pensionó en mis primeros años de estudios» y «por la protección que me dispensó, y el más ferviente amor por la ciudad en que nací». En el prólogo de la obra, el compositor explica así el título escogido: «Y cuando esa añoranza se forma del recuerdo ideal de una patria lejana, de un España bendita y adorada, evoca febrilmente los días felices de una niñez y de una juventud que fue formada a la ardiente caricia de su sol y al cadencioso ritmo de su música…Y es que la patria, como la madre, sólo las puede amar y añorar el que vive lejos de ellas, y tiene corazón para sentir, y exaltada fantasía de poeta».

El estreno de Añoranzas tuvo lugar el 11 de febrero de 1917 en Lisboa, a cargo de la Orquesta Sinfónica Portuguesa, que dirigía el aragonés Pedro Blanch. De su estreno y su segunda audición se conservan elogiosas críticas, no solo en la prensa de Portugal sino también en España, haciéndose eco del gran éxito cosechado por Pedro Blanco.

La Sinfónica de Castilla y León llega al Auditorio con castañuelas
Comentarios