miércoles 15.07.2020

Tocata y fuga del Festival de Órgano

No habrá 37 edición en septiembre

Cancelan los 14 conciertos y pierden la subvención del Ayuntamiento

Olivier Latry, organista de la catedral de Notre Dame, durante el recital que dio el año pasado en el Festival de Órgano de León. FERNANDO OTERO
Olivier Latry, organista de la catedral de Notre Dame, durante el recital que dio el año pasado en el Festival de Órgano de León. FERNANDO OTERO

La pandemia es la excusa. Pero hay mar de fondo en la suspensión, por primera vez en 37 años, del Festival Internacional de Órgano Catedral de León (Fiocle).

La airada dimisión de Samuel Rubio al frente del Fiocle, tras el nombramiento del presbítero granadino Francisco Javier Jiménez para sucederle como organista titular de la Catedral —cargo del que se jubiló hace un año—, podría ser la causa real. Rubio dejó clara su oposición a ese nombramiento, porque no considera apto al elegido.

El festival, que en las últimas ediciones ha registrado 30.000 espectadores, ya tenía cerrados catorce conciertos para septiembre y octubre. Pierden la subvención de 50.000 euros que les había concedido el Ayuntamiento —45.000 en realidad, tras un recorte derivado de la crisis del coronavirus—; así como la cuantía que la Junta aún no había hecho efectiva.

El Cabildo, según el deán, Primo Lucio Panera, no tiene nada que decir sobre esta ‘tocata y fuga’, porque se limita «únicamente» a ceder la Catedral para los conciertos. No es del todo cierto, porque el Cabildo figura como patrocinador y ha aportado dinero en alguna edición.

La organización del Fiocle recae en la Asociación de Amigos del Órgano Catedral de León, que nació hace 37 años con la misión de conseguir un nuevo órgano para la Pulchra. En 2013 se cumplía ese sueño con la colocación del gran instrumento construido por la compañía Klais de Bonn.

El virus, culpable

Marta Martínez, coordinadora del Fiocle, explica que en septiembre la asamblea anual de la Asociación de Amigos del Órgano decidirá el futuro y la continuidad del festival. Según ella, la suspensión de esta edición obedece al «temor» que existe, tanto entre la organización como por parte del Cabildo, a celebrar los recitales «en plena pandemia del coronavirus y con limitación de aforo». «Es empeñar mucho dinero para conciertos con poco público», asegura. Además, algunos intérpretes proceden de otros países y no hay garantías de que puedan viajar. Sin embargo, no niega que la dimisión de Rubio también ha influido.

El año que se estrenó el nuevo órgano el festival tuvo que organizar una edición con el único apoyo económico del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM). En 2017 la Junta volvía a respaldar económicamente —con 20.000 euros— uno de los festivales más veteranos.

«Sentimos mucho que el Festival de Órgano se suspenda, pero entendemos sus razones, por la crisis sanitaria derivada del Covid-19. Tendrán que cambiar el sistema de acceso, con largas colas, que no es el más idóneo», según la concejala de Acción Cultural, Evelia Fernández. «En el momento que retomen el festival, el Ayuntamiento de León lo seguirá apoyando».

Sobre la disolución definitiva del Fiocle, Fernández afirma: «No lo podemos perder. Es uno de los grandes y son casi 40 años». La concejala asegura que, de momento, la subvención no se retira, por si pudieran celebrar algún concierto, en función de la evolución del coronavirus.

El año pasado, el festival se vio obligado a cancelar los dos últimos conciertos, a cargo de Winfred Boenig, organista de la catedral de Colonia, y el Ensemble de Cuerdas de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, debido a un fallo en el sistema eléctrico del órgano alemán.

Estrellas y estrellados

En junio del año pasado fallecía el músico Adolfo Gutiérrez Viejo, ‘padre del festival’, por el que han pasado figuras de la música como Jean Guillou, M. Radulescu, Daniel Chorzempa, Trevor Pinnock, Gustav Leonhardt, Pierre Hantai, Penderecki, Marie Claire Alain, Edith Mathis o Lorna Anderson, y orquestas como la Sinfónica de Madrid, lade RTVE, la Orquesta Nacional de España, la Oscyl, The London Virtuosi, The Sixteen, The English Concert, la Sinfónica de Bratislava, la Internacional de Italia, la Sinfónica de Cracovia o la Orquesta Nacional de China.

Hace dos años el CNDM se retiró del festival tras haber programado seis conciertos para la 35 edición, que incluían el estreno mundial de dos obras. Antonio Moral, director entonces del CNDM, afirmó: «Nos han echado. Y con gran dolor nos hemos ido». Samuel Rubio alegó: «Somos libres de organizar el festival como queramos».

Tocata y fuga del Festival de Órgano