martes 27/10/20

Vicente Muñoz: gravedad y vértigo

El autor presenta hoy en el Gran Café ‘Gas’, su antología poética personal.

Lugar: Gran Café. Calle Cervantes, 9.

Hora: 21.00.

pacho rodríguez | león

Antología poética personal. 1999-2016 suena a grave, lo reconoce, pero Vicente Muñoz (León, 1966) cuenta con el apoyo de que su verso es autobiográfico como nota sostenida. Es decir, que está metido hasta el cuello en lo que escribe. Por eso, Gas (Ediciones Lupercalia) es su poesía selecta pero también la propia reconstrucción de sus hechos. «Por esa gravedad a la que te refieres, y el vértigo que me da el paso del tiempo, lo había pospuesto», asegura. Aunque hoy presentará a cara y libro abierto lo que son 268 poemas de veinte años de escritura. Y, como prolífico, 65 de ellos, inéditos. La música, indispensable alimento de Muñoz, correrá a cargo de Los Tres Norteamericanos. Y Silvia D. Chica, componente del trío formado también por Marcos Cachaldora y Gonzalo Ordás, será la encargada de presentar al autor leonés.

Muñoz ha sido su propio selector de la antología y lo que en ella debe haber son sus argumentos: «Nunca me he vendido al sistema. Mi escritura fluye con mi propia vida», afirma.

Tal vez, esta es la razón por la que afronta el conflicto creativo con el añadido de no escapar de sus fantasmas. Como lo hizo en Regresiones, porque «la infancia y la adolescencia me parecen básicas para entender e interpretar el resto de nuestra vida», dice.

Lo que vendrá después de este Gas tiene pinta de volver a ser como una explosión controlada en la que no está permitido despreciar la incertidumbre: «Gas. Antología poética personal. 1999-2016 lo concibo como un colofón a una época, la guinda al pastel de dos décadas de poesía. No sé muy bien cómo evolucionará mi obra en lo sucesivo, ni tampoco me importa mucho. Me gusta dejarme llevar y, como soy un escritor autobiográfico, mi escritura fluye con mi propia vida, según las circunstancias. Así que una y otra, escritura y vida, supongo, irán como hasta ahora, a la par», explica.

Vicente Muñoz: gravedad y vértigo
Comentarios