sábado 07.12.2019
balonmano. liga asobal

A evitar otra sorpresa

El Ademar necesita ganar a un Villa de Aranda que llega al Palacio con la vitola de equipo revelación. .. Ruesga es duda.

El Reale Ademar vuelve hoy a la Liga con la necesidad de olvidarse de los dos últimos tropiezos y sumar una victoria trascendental en su lucha por no descolgarse de la parte alta de la clasificación. Enfrente estará el Villa de Aranda (Palacio Municipal, 20.45 horas), equipo recién ascendido a la máxima categoría del balonmano español y también conjunto revelación de la Asobal.

Los burgaleses perdieron en la última jornada de forma abultada ante el Barcelona, pero descansan en la zona tranquila de la tabla, con seis puntos de doce posibles, solo tres menos respecto a los leoneses. Han ganado al Valladolid, al Granollers y al Aragón; y solo perdieron ante el Cuenca, frente al Barcelona y contra el Ciudad Encantada.

No se lo pondrán fácil al bloque de Manolo Cadenas, que llega a la séptima jornada después de completar un auténtico maratón de partidos, con dos encuentros cada semana, entre Liga y Champions.

Además, el Reale Ademar acusará probablemente la baja de su jugador franquicia, un Carlos Ruesga que no ha podido completar ningún entrenamiento esta semana por la sobrecarga que sufre en su rodilla izquierda. Hoy le realizarán una última exploración para decidir si entra en la convocatoria, aunque, previsiblemente, se le reservará para los siguientes compromisos. El domingo llega a León el poderoso Flensburg.

Por tanto, debe ser Raúl Nantes quien asuma mayor protagonismo en ataque y, de una vez por todas, encadene dos partidos a su mejor nivel. El brasileño fue un auténtico martillo pilón ante el Partizán, al que le endosó 11 goles. Pero es demasiado irregular. Otro de los que disfrutará de más minutos, si se confirma la baja de Ruesga, es el central leonés Juan Castro, que deberá llevar la batuta del equipo.

El Villa de Aranda es un bloque al que le gusta imprimir un ritmo lento de juego, con transiciones largas. Así disputó sus últimos encuentros. Y, seguro, lo volverán a hacer contra el Ademar para intentar bloquear los contraataques. Tienen buenos jugadores, como es el caso de un Quique Plaza que está entre los mejores artilleros de la Asobal; o el portero Xavi Díaz, procedente del Academia Octavio.

A evitar otra sorpresa
Comentarios