sábado 17/4/21
Balonmano

El Ademar aprueba otro examen

Los de Cadenas salen airosos frente a un rival que despertó en la segunda parte para poner en algún lance en aprietos la ventaja leonesa
Natan Suárez se eleva por encima de un defensor para lanzar ante la portería pontevedresa. El jugador ademarista anoto un gol en el partido. GUSTAVO SANTOS

El Abanca Ademar dejó constancia en Pontevedra que atraviesa el mejor momento de juego de la temporada. Justo en el tramo final del año y con el billete a la Copa Asobal como objetivo. El Dicsa Cisne lo comprobó en sus carnes (25-29) en un pulso en el que los de Cadenas llegaron a contra con hasta seis goles de renta en la primera parte con el 6-12 y de l mismo margen en la segunda con el 23-29 aunque frente a un correoso rival tuvo que hacer gala de su calidad y juego colectivo para desatascar la situación y sellar dos nuevos puntos con el 25-29 final.

El partido comenzó como viene siendo costumbre en los últimos tiempos. Con un gol de Gonzalo Pérez que estrenaba el electrónico para los visitantes. El Cisne respondía con sendos empates a dos y tres hasta que un parcial de 0-3 posibilitaba que el Abanca Ademar adquirir una primera renta destacable.

Con al aportación de Dino Slavic bajo palos, una defensa y consistente y un ataque que respondía a gran nivel especialmente en las transiciones no fue de extrañar que las ventajas para los leoneses fueran en aumento. Así, ser pasaba a los cinco tantos a favor con el 4-9 y posteriormente a los seis con el 6-12. Todo parecía funcionar a la perfección por los de Cadenas, que además de la aportación del cancerbero croata (junto a Khalifa Ghedbane conforman una de las mejores duplas de la Liga) contaban con los goles de Lucin, Feutchmann, Gonzalo Pérez, Carrillo y Marchán.

Suma y sigue

Salvo la derrota frente al Barcelona, el Ademar ha logrado sumar en todos sus desplazamientos ligueros

A falta de diez minutos para el descanso el Dicsa Cisne lograba recortar distancias hasta los tres goles con el 9-12 merced a un parcial de 3-0 que Feutchmann y Gonzalo se encargaron no sólo de apuntalar, también de mejorar en un tramo del encuentro en el que al Dicsa le costaba dios y ayuda deshacerse del la disposición consistente en el la pista de los ademaristas. Lucin lograba dar con a portería para establecer el 12-17 que acortaba en un gol el plantel pontevedrés, aún con la mirada puesta en una posible remontada en la segunda parte del encuentro.

Tras el paso por vestuarios los vaivenes del equipo, con momentos de lucidez y otros de cierto atasco, junto a una actuación más que discutible de la pareja arbitral, dieron como resultado treinta minutos desconcertantes. De salida, parcial de 4-0 para Cisne poniendo un peligroso 16-17 y tiempo muerto de Cadenas antes de los tres minutos de juego. Se llevaban los demonios al veterano preparador leonés.

Aunque Jorge Villamarín estaba mucho más entonado bajo los palos del equipo gallego, Ademar podía estirar un poco el marcador en esos minutos de inicio, 16-19. Pero tras ese momento de cierta holgura, Ramos y Gayoso anotaban dos tantos con Ademar en un bloqueo mental en los dos lados de la cancha que invitaba a la preocupación. Y más cuando al paso por el minuto 9, Álvaro Preciado empataba el partido a 19. Saltaron las alarmas en el banquillo visitante, y las dos soluciones ofensivas más clarividentes anoche, Feuchtmann con uno y Tin Lucin con dos seguidos, devolvían cierta lógica al electrónico con un 19-22.

El croata tuvo que volver a aparecer redondeando una noche para la historia con diez tantos en su casillero porque Cisne no se rindió en ningún momento. Abanca Ademar no era la maquinaria bien engrasada de otras oportunidades, y algunas decisiones de los colegiados, con varias exclusiones seguidas para los leoneses, acababan de desquiciar al equipo y también al banquillo.

Con 23-24, de nuevo momento de nervios, llegó el estirón final que resolvió el choque. Un parcial de 0-5 con el Abanca Ademar recuperando sus mejores sensaciones y que selló una victoria extraña y sufrida en una cancha en teoría asequible. Pero con Tin Lucin enrachado, las cosas son siempre más sencillas. Y en esta ocasión lograba ser protagonista para los leoneses que siguen con su racha positiva y con ello dan un paso para acercarse a uno de los objetivos de la presente campaña como es la disputa de la Copa Asobal.

Además, salvo el tropiezo en Barcelona frente al todopoderoso líder de la Liga Asobal, en lo que v de campeonato el Abanca Ademar se ha mostrado como un equipo sólido lejos del Palacio de Deportes. Ayer volvió a demostrarlo en el feudo de un Dicsa Cisne que nunca dio su brazo a torcer y que incluso en algunos compases del encuentro llegó a ver factible sorprender a los de Manolo Cadenas.

El sábado espera el Bada Huesca, en este caso un rival directo. Y nuevamente como visitantes. En ese envite los leoneses deben seguir mostrando su jerarquía.

El Ademar aprueba otro examen
Comentarios