lunes 06.04.2020
Balonmano | Liga Asobal

Un Ademar sin Carou ni Vieyra

Tanto el pivote como el lateral no entran en los planes de la entidad para la próxima temporada Cadenas busca rejuvenecer la plantilla para la 2020-21
Gonzalo Carou es el extranjero con más partidos en la Liga Asobal. JESÚS F. SALVADORES
Gonzalo Carou es el extranjero con más partidos en la Liga Asobal. JESÚS F. SALVADORES

Pese al parón obligado por la crisis del coronavirus, el Abanca Ademar no se detiene y continúa con su planificación de la plantilla para la próxima temporada. Una versión de Cadenas 2.0 que tendrá hasta seis caras nuevas, cuatro ya se han confirmado, pero en la que también habrá varias ausencias. Hasta la fecha solo se ha confirmado la salida de David Fernández, sin duda el jugador revelación de los leoneses este curso. Pero tanto el técnico de Valdevimbre como el propio Cayetano Franco aseguran que le seguirán otros integrantes.

Entre esos nombres para abandonar el Abanca Ademar suenan con fuerza los de Fede Vieyra y Gonzalo Carou, dos veteranos de guerra que si bien podrían darle un giro a su situación a última hora todo indica que entran en la lista de descartes del preparador. Fede no está teniendo un año sencillo. Sus problemas cardiacos han hecho que se pierda más de la mitad de la temporada actual y cuando por fin logró volver no terminaba de mostrar su mejor versión. En la fase final de la Copa de Rey, disputada en Madrid, al fin se vieron los primeros brotes verdes del argentino, que poco a poco recordaba al que fue. Pero un nuevo revés, esta vez en forma de pandemia, ha evitado que su progresión continúe.

La idea del club es traer un pivote que rinda tanto a nivel defensivo como en ataque

El lateral derecho lleva cinco temporadas en el conjunto leonés y la directiva tiene opción de renovarle una más si así lo desea, pero escuchando las palabras del presidente las opciones de que ejecuten su cláusula son prácticamente nulas.

El otro ídolo de la afición que también podría despedirse del club es Gonzalo Carou. Termina contrato a finales de mayo y aunque su deseo es el de seguir por lo menos una temporada más, no hay muchas garantías de que eso ocurra. El internacional siempre ha dado un rendimiento sobresaliente desde que aterrizó en la capital en la 2013-14. Su entrega en defensa y su liderazgo dentro y fuera de la pista le han convertido en un símbolo para el vestuario. En la presente campaña continúa a un altísimo nivel pese a sus 40 años de edad.

Pero es precisamente la intención de Cadenas de rejuvenecer notablemente la plantilla lo que se ha convertido en un handicap complicado para el pivote. No está todo dicho en su caso como sí parece con Vieyra, aunque lo más probable es que salga. Dos argentinos ilustres y viejos conocidos también de Cadenas, que ya les tiene en la selección, que podrían dejar ‘huérfano’ a Pedro Martínez.

El perfil de pivote que busca ahora el entrenador del Ademar es joven y con capacidad de sobra para atacar y defender. Y es que uno de los grandes problemas del equipo ademarista está siendo la faceta anotadora en algunas fases de la temporada. Se notó y mucho la lesión de David Fernández, pieza clave a la hora de desatascar numerosos partidos que en otras circunstancias no se habrían sacado adelante.

Se han echado de menos los goles de Mosic, que también parece que no continuará en León, del propio Fede, pero también de otros integrantes que no han estado a la altura de lo que se esperaba de ellos.

Un Ademar sin Carou ni Vieyra