domingo 25/10/20

El Ademar inyecta ilusión

El triunfo ante el Naturhouse lanza al equipo leonés Guijosa: «Me gustaría que este equipo enamore a la afición y que cada vez venga más gente al Palacio».
El Abanca Ademar volvió ayer a los entrenamientos para preparar el partido del sábado ante el Bidasoa. F. OTERO PERANDONES

georgino fernández | león

Es evidente. El sólido triunfo del Abanca Ademar ante el Naturhouse La Rioja (segundo equipo de la liga en las últimas temporadas) ha tenido el mismo efecto que una inyección de adrenalina tanto en el equipo como en la afición. No es exagerado afirmar que esta campaña se está ante el proyecto más ilusionante de los últimos años y victorias como la del miércoles refrendan la calidad y el potencial de un equipo llamado a hacer grandes cosas y con dos frentes abiertos: la competición española y la vuelta a Europa.

«Los jugadores están en un momento dulce, están crecidos y no quiero pararlos. Ni a ellos ni a la afición porque quiero que todos sigan creyendo», enfatizó Guijosa al hilo del ‘subidón’ que vive el Abanca Ademar en estos momentos.

Y ese extra de energía positiva que ha generado el magnífico estreno en el Palacio espera el técnico marista que tenga también otros efectos añadidos. «Espero que venga más gente y se enchufe más la afición. Me preocupaba que este primer encuentro ante nuestra afición fuese con un rival fortísimo pero nos salió un gran partido. Me mantengo en lo que dije desde el primer día: quiero que el equipo enamore a la afición y no se puede empezar de mejor forma. Al aficionado le ha gustado el equipo y creo que se ha ilusionado. Ahora todo lo que tenemos por delante tiene que ser un año bonito, donde cada vez venga más gente y que disfruten con este equipo».

Un grupo con capacidad para hacer disfrutar, cierto, pero siempre que se mantenga fiel a sus grandes señas de identidad. «Podemos ganar a cualquiera y perder con cualquiera también. Es la realidad de nuestro equipo y con esa realidad debemos jugar La Liga va a ser muy dura y no nos podemos relajar con ningún rival; si seguimos en esta línea estaremos arriba pero si bajamos los brazos y perdemos intensidad cualquier equipo nos puede ganar», subrayó.

Convencidos de eso, todo el grupo volvió ayer al trabajo con la misma intensidad para preparar el partido del próximo sábado ante el Bidasoa. «Respetamos a todos los equipos por igual y ante el Bidasoa nos jugamos dos puntos importantísimos».

El Ademar inyecta ilusión