domingo. 26.03.2023
La afición de la Cultural desplazada a Guijuelo animó disfrazada al equipo. ALMEIDA

La Cultural no consiguió aparcar la crisis de resultados en Guijuelo, pese a contar con un grupo de seguidores muy animados y algunos disfrazados para la ocasión al grito de ¡Cultural, Cultural, Cultural! al son del bombo de Magín. La afición, que ya castigó a Aira y los suyos frente al Unionistas con algunos pitidos a la conclusión del partido por la pobre imagen mostrada sobre el césped, no acaban de empatizar con el entrenador culturalista. La hinchada ya duda de los planteamientos técnicos y comienza a no comulgar con Aira. Ni rastro del juego colectivo que debe caracterizar a un equipo que quiere aspirar a meterse en un play off cada vez más caro, más que nada por la pobre imagen desplegada, y después ascender. Ese es el objetivo. No hay otro.

La afición de la Cultural no deja de animar a un equipo sin juego...
Comentarios