sábado 19.10.2019
FÚTBOL | SEGUNDA DIVISIÓN B

Aira prepara un nuevo plan

La Cultural ya compone otro proyecto con el técnico berciano y el director deportivo Ricardo Pozo a los mandos Ilusionar a una afición dolida es otro objetivo crucial.
Aira prepara un nuevo plan

Un mes después de su destitución, José Manuel Aira (Ponferrada, 1976) vuelve a ponerse manos a la obra para preparar un nuevo proyecto de la Cultural y Deportiva Leonesa desde el principio, junto al director deportivo Ricardo Pozo. Se trata de una decisión meditada y asumida por la entidad futbolística leonesa con la responsabilidad que exige ilusionar otra vez a una masa social que ha crecido considerablemente en las últimas temporadas. Convencer a esos más de siete mil abonados de la pasada temporada es el desafío del nuevo plan deportivo con Aira al frente. Una postura adoptada tras la decepción que ha supuesto para la hinchada culturalista no clasificarse para disputar la fase de ascenso a Segunda División. Una situación que se pretende revertir con el propio José Manuel Aira en el banquillo culturalista.

El club leonés no quiere perder ni un minuto para desarrollar con mucho tiempo por delante una propuesta deportiva que llame la atención de una hinchada dolida con su equipo de fútbol y con una planificación pasada sin la lógica ni la gestión adecuadas. Es por ello que los dirigentes del club han vuelto a confiar en un hombre que ya conoce la casa: José Manuel Aira.

La afición culturalista espera que Aira haya aprendido para que su segunda etapa le sirva para hacer lo que tiene que hacer. El nivel de exigencia es alto. El berciano lo sabe. Está encantado y con muchas ganas de comenzar este nuevo proyecto desde el principio.

En un adiós emotivo, Aira recordó hace un mes, el 20 de mayo, a todos los estamentos de club, entorno y afición, agradeciendo el apoyo prestado durante el tiempo en el que ocupó el banquillo del equipo leonés. Expresó «la decepción que supone la no consecución de las metas previstas». Esgrimió mensajes de esperanza y optimismo para la Cultural en un futuro. Y en ese futuro vuelve a estar presente.

«Es un momento duro, emocional, teníamos la meta de devolver al club al fútbol profesional. Nuestra meta era otra, y terminamos desilusionados por la no consecución de los objetivos mínimos. No sé si esto hubiese sido diferente arrancando desde el comienzo. Hemos tenido tiempo suficiente, se han logrado cosas, pero no una regularidad importante», expresó Aira en su despedida del pasado 20 de mayo.

Añadió en aquel momento: «No haber llevado al equipo al play off está por encima de destituciones en cuanto a desilusión en mi carrera. Es la mayor decepción, no haber cumplido las metas propuestas. La realidad es que me hubiera gustado seguir. El club tiene todo lo que demandamos en el día a día. El potencial es fantástico. Pero aceptamos las decisiones, y veníamos por unos objetivos que no se han cumplido. Quizá no seamos merecedores. Es importante adaptarse a todas las situaciones. En esta categoría eso es clave. Hay que ser competitivos, y camaleónicos para adaptarse a los escenarios. La clave es la pasión, el hambre y la ilusión, y eso no depende del estilo del jugador. Hay que saber dónde estás, y eso requiere humildad. Adaptarse a la situación es clave», mantuvo en su despedida.

Aira prepara un nuevo plan