jueves 1/10/20
Gimnasia Rítmica

Añó y Serrano vuelven al CAR

Las dos gimnastas leonesas retoman sus entrenamientos junto al resto de atletas que llevan ya varios días trabajando
Paula Serrano se prepara ya para volver a estar al máximo nivel tras el confinamiento. DL

Las gimnasta María Añó y Paula Serrano retomaron ayer los entrenamientos en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de León, sumándose de este modo al resto de deportistas, todos ellos atletas, que ya habían reanudado el trabajo en las dos últimas semanas, según confirmaron fuentes del centro.

Añó es una de las gimnastas que optan, tras su participación en el último campeonato del mundo, a representar a España en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio para lo cual aún han de disputarse las diferentes pruebas clasificatorias. Por su parte, Paula Serrano, integrante del Club Ritmo León, como su compañera que hasta ahora ha residido durante el periodo de confinamiento en su tierra natal Valencia, es una de las gimnastas españolas que ya han entrado en los planes de la seleccionadora Alejandra Quereda como alternativas de futuro.

A ellas se sumará en los próximos días la internacional argentina, aunque también posee la nacionalidad española, Sol Andrea Martínez que, al igual que las anteriores, forma parte del equipo que domina la gimnasia rítmica nacional después de imponerse en las tres ediciones de la Liga Nacional de Clubes Iberdrola.

Otra más que regresa

Sol Andrea Martínez será la siguiente gimnasta en iniciar los entrenamientos

Junto con las gimnastas, también reanudarán el trabajo de entrenamientos en el CAR de León los tres integrantes del cuerpo técnico, con Ruth Fernández como entrenadora, junto a una responsable de ballet y el preparador físico.

En función de las fases de desescalada continuará la incorporación, según han indicado las citadas fuentes, de otras integrantes del centro de tecnificación de Castilla y León de gimnasia rítmica que tiene su sede en el CAR, hasta alcanzar un número aproximado de una docena de gimnastas. Debido a las medidas restrictivas impuestas a causa del coronavirus, con la necesidad de aplicar rigurosidad en los espacios y tiempos, tan solo están utilizando las instalaciones un número determinado de deportistas de alto nivel entre los que también se encuentran la jugadora internacional de balonmano Mireya González y, en futuro, lo estará el jugador de curling Eduardo de Paz.

Añó y Serrano vuelven al CAR