viernes. 12.08.2022

La Asobal se abre a disputar ‘play off’

La transformación en Liga profesional para la 2023-24 hace que los clubes se replanteen darle un impulso a la competición con una final a 8 por el título Cadenas es partidario de ello desde hace años
                      Los clubes trabajan para hacer una competición más atractiva de cara a la 2023-24. JAVIER QUINTANA
Los clubes trabajan para hacer una competición más atractiva de cara a la 2023-24. JAVIER QUINTANA

Darle un nuevo impulso a la Liga. Esa es la idea que sobrevuela en la cabeza de la Asobal desde que el Consejo Superior de Deportes diese luz verde a su conversión en competición oficial a partir de la 2023-24. Desde ese momento los clubes ya no dependerán tan directamente de la Federación Española de Balonmano y por ende podrán llevar a cabo transformaciones más profundas tanto a nivel económico como deportivo. Una de las que siempre ronda en la cabeza de algunos directivos y entrenadores —entre ellos Manolo Cadenas— es la de introducir un play off a ocho para luchar por el título al estilo de lo que ya sucede con la Copa del Rey. «Haría más atractiva la última parte de la temporada», señalan varias fuentes consultadas por este periódico.

El presidente de la Asobal, Servando Revuelta, tampoco cerró la puerta a esta posibilidad hace unos días, aunque en su caso se muestra más escéptico al cambio de formato porque la hegemonía del Barcelona impide cualquier tipo de sorpresa. Sin embargo, quienes defienden que se introduzcan play off argumentan que el sistema de eliminatorias igualaría algo más la balanza. «En una Liga regular el Barça termina por sacarle como mínimo más de diez puntos al segundo, pero a un partido hay más posibilidades», subrayan.

Sea como fuere, desde la Asobal no ‘demonizan’ la presencia del conjunto azulgrana en la competición nacional, tan solo tratan de acercarse más a ellos en lo deportivo. El paso a Liga profesional abrirá algunas puertas para que esas distancias —ahora mismo abismales— puedan reducirse en el futuro. Para empezar podrán renegociar los derechos de televisión en busca de más ingresos económicos a repartir entre todos los integrantes. Ahora mismo esos derechos han acrecentado la guerra existente entre Asobal y RFEB. Cada uno controla diferentes competiciones y los conflictos no dejan de sucederse.

Atraer a más público

Otro de los retos a los que se enfrenta el balonmano masculino de élite en los próximos años —esta 2022-23 aún será de transición hasta ese profesionalismo que ya existe en el fútbol o el baloncesto— es el cómo atraer más público a los pabellones. En eso el Abanca Ademar es uno de los históricos, con una media de 1.200 espectadores por partido, aunque la pandemia y la poca presencia de jóvenes en las gradas preocupan. «Volveremos a hacer campañas en colegios e institutos», decía hace solo unos días Cayetano Franco. «Precisamente un play off puede revolucionar ese concepto» defienden las mismas fuentes.

Conversión en SAD

Asimismo, ser Liga profesional permitirá a los clubes convertirse en sociedades anónimas deportivas. El Ademar ya ha sondeado esa vía para conocer los pros y contras que conllevaría. Entre las cosas positivas está la posibilidad de salir a bolsa y de captar inversores nacionales e internacionales que aporten mayor capital al presupuesto del club.

La Asobal se abre a disputar ‘play off’
Comentarios