miércoles 18/5/22

La APARO emitió ayer un comunicado cargando contra la Policía, contra la Deportiva y contra su afición por el trato recibido en El Toralín y lo hicieron en estos términos: «Siempre apoyaremos que se establezcan los dispositivos de seguridad necesarios y que exista presencia policial para evitar incidentes entre aficionados, pero no justificamos que un ciudadano, por el mero hecho de acudir a un estadio de fútbol, pueda ser tratado como un delincuente o con una falta de respeto que no sería admisible en otros contextos. Lo que había sido una jornada de comunión entre aficiones en la ciudad se vio truncada por lo sucedido antes y durante el encuentro. Nos parece inaudito que la Ponferradina nos exigiese que se facilitase el teléfono de los aficionados que se iban a desplazar. Esto no nos había ocurrido nunca en ningún campo de España. En el campo se efectuaron registros exhaustivos a la totalidad de aficionados oviedistas que accedían al estadio, provocando que familias enteras que acudieron a ver su equipo no pudieran entrar al campo hasta después de haber empezado el mismo. Competir en una liga de fútbol profesional obliga a los clubes que la conforman a comportarse acorde a lo que se le supone a la competición y el trato recibido por la afición oviedista por parte de la Ponferradina no alcanza los mínimos exigibles a nuestro entender. Pero lamentablemente estos hechos no son una novedad para nosotros. Cádiz, Almendralejo, Soria..., son ciudades donde nuestros aficionados han tenido problemas por el único motivo de acudir a animar a su equipo a un campo de fútbol. Instamos a las autoridades a corregir esta situación y animamos a todos los aficionados que han sufrido abusos o incorrecciones a que lo denuncien públicamente, además de mostrarles nuestro apoyo desde esta asociación», concluye este mensaje.

La Asociación de Peñas Azules del Real Oviedo se queja del trato recibido en El Toralín
Comentarios